El gusto es mío

Comer y practicar sexo son dos de las acciones que más apasionan a los seres humanos. Hay muchas alternativas para poder hacer ambas cosas a la vez, y si no que se lo digan a los botes de nata, a las fresas o a la nutella para los más golosos. Y es que, puestos a obtener y dar placer, ¿por qué no hacerlo de dos formas a la vez?

En el Nyotaimori -tiene tela la palabra, así que en El sexo mandamiento preferimos la simpleza del body sushi- no se llega a practicar sexo, pero puedes ponerte las botas a pescado crudo encima del cuerpo desnudo de una mujer. El término es japonés y significa literalmente eso,  presentación en cuerpo de mujer, si la comida se dispone en un hombre se denomina Nantaimori, y hay que decir que las despedidas de soltera han disparado esta práctica en occidente.

Fuente: elventano.blogspot.com

 

Horas y horas de entrenamiento

Resulta que servir de mesa no es tan sencillo como parece. Las personas que portan el sushi tienen que seguir un procedimiento riguroso antes de poder tumbarse y esperar a que le coloquen la comida encima. En primer lugar, deben entrenarse para poder estar tumbadas y quietas durante horas. Todos hemos probado alguna vez pasar unos minutos sin mover un solo músculo y basta intentarlo para que empiece a picarte la nariz, así que tan fácil no debe ser.

Hay que depilar todo el vello y, por supuesto, el púbico también. A nadie le gusta encontrarse un pelo en la comida, ¿verdad? La higiene es lo más importante, así que estas personas deben tomar minutos antes un baño con un jabón especial y terminar la ducha con agua fría para descender un poco la temperatura corporal, no hay que olvidar que el sushi es pescado crudo, que se consume frío y que, en estas prácticas, suele templarse ligeramente al estar en contacto la piel humana. En algunos lugares se exige también que una capa de plástico transparente separe el cuerpo de la comida y esta regla puede ser el culmen de las delicias para muchos, puesto que la acción de envolver o cubrir a una persona con film transparente es también una forma de fetichismo.

Sentimientos encontrados

Esta práctica, que se puede englobar dentro de las sitofilias, es decir, el fetichismo sexual que combina erotismo con comida, se ha extendido como la pólvora por Europa y, en España, despierta opiniones para todos los gustos. La Generalitat Valenciana, por ejemplo, considera que es una práctica vejatoria y denigrante para la mujer y recibió más de 130 denuncias contra uno de estos espectáculos que iba a celebrarse en la Comunidad.

Por otro lado, son muchos los defensores de esta forma erótica de comer que parece tener su origen en las antiguas geishas japonesas, aunque también son muchos los expertos que afirman que esta práctica tienen tanto de nipona como la tortilla de patata y que, en realidad, se originó en occidente como otras tantas prácticas sexuales.

Asiático o europeo, el body sushi es una muestra más de que el sexo puede convertirse en una fiesta para los cinco sentidos. Nunca fue tan acertada la frase “el gusto es mío”. Bon apetit.

Foto principal: www.lacuarta.com