A falta de cama…¡cajero!

Una noche de fiesta. Vuelves a casa con tu pareja. Con alguna copa de más en el cuerpo, empezáis a juguetear y a daros caricias que no serían vistas a plena luz del día. Os miráis a los ojos y sonreís pícaramente: no aguantáis más. Necesitáis hacer el amor, echar un polvo, lo que sea, pero lo necesitáis. Como aún queda un  trecho para llegar a casa, hay que buscarse la vida. 

Una situación muy similar les ha ocurrido a unos jóvenes ovetenses que mantuvieron relaciones sexuales en un cajero en mitad de la noche del pasado sábado. Lo cierto es que no fueron muy cuidadosos, ya que eligieron como nido de amor…¡una entidad bancaria! El típico cajero automático albergó este encuentro, que no fue precisamente íntimo.

Se empieza con besos en un bar, siguen caricias por la calle y se acaba… (Foto: darioz.com.ar).

Aunque a las cuatro de la madrugada las calles no están llenas de gente, aquellos que pasaron por el lugar sí se dieron cuenta de que en ese cajero estaba pasando algo fuera de lo común. En lugar de respetar a la pareja, que seguía dale que te pego, decidieron empezar a sacar fotos, hacerse selfies e incluso animaban a los protagonistas de esta historia, que no se cortaron un pelo y siguieron calmando el calentón.

Como en estos casos siempre hay alguien que se escandaliza, la Policía no tardó en llegar al lugar de los hechos y también fue testigo de cómo los desnudos amantes no paraban. Finalmente, esta historia de sexo en este espacio público se saldó con los dos jóvenes sin poder rematar la faena y vistiéndose ante los curiosos que observaban esta escena.

Las fuerzas del orden tomaron los datos de la pareja, aunque por el momento esta historia no ha tenido castigo por la ley. Los dos amantes no olvidarán nunca esta experiencia, pero solo ellos sabrán si se la contarán a sus nietos.

Foto de portada: lne.es.