¡Pon en forma a tu vagina!

Hace unos días en El Sexo Mandamiento os contábamos que el hecho de hacer ruido durante las relaciones sexuales por las temidas ventosidades vaginales es algo normal como la vida misma. Pues hoy os traemos el remedio a esos dichosos aires, ya que, según muchos ginecólogos, la culpa de estas flatulencias es de la pérdida de tono muscular de las paredes vaginales.

Los ejercicios de Kegel -conocidos también como ejercicios de contracción del músculo pubocoxígeo–  ayudan a fortalecer y tonificar los músculos pélvicos y repercuten en  que el placer sexual durante las relaciones sea mayor, aunque en un principio fueron ideados por Arnold Kegel para controlar la incontinencia urinaria de las parturientas.

¡Uno, dos! ¡Uno, dos!

Las pautas para realizar los ejercicios son muy simples. Pueden realizarse en cualquier lugar y en cualquier momento -tranquilas, no se  nota que estáis ejercitando la zona más noble de vuestra anatomía-, aunque algunos expertos recomiendan que se realicen en posición tumbada o sentada. La mejoría debería ser patente en un plazo de un mes, más o menos, aunque como en todo ejercicio físico, la constancia al final es quien manda.

Fuente: daniossorio.com

Los pasos son muy sencillos. Si eres principiante en esto del fortalecimiento vaginal, debes vaciar primeramente la vejiga. Después se realizarán las siguientes tablas de ejercicios:

  • Contraer los músculos de la vagina durante tres segundos y relajar. Repetir 10 veces.
  • Contraer y relajar lo más rápido que se pueda. Repetir 25 veces.
  • Imaginar que se sujeta algo con la vagina, mantener esta posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.
  • Imaginar que se lanza un objeto con la vagina, mantener la posición durante 3 segundos y relajar. Repetir 10 veces.

Por si no queda suficientemente claro y preferís una forma más visual, aquí os dejamos un vídeo que enseña otra forma de realizar estos ejercicios:

Foto de portada: cscoia.es