La ambulancia de condones

Todas las palabras compuestas por el prefijo “tele” nos han hecho durante los últimos años la vida más fácil (y quizás también nos han hecho algo más vagos). Con marcar un número de teléfono o realizar un pedido online se puede tener en pocas horas: comida, libros, ropa y casi cualquier cosa que se nos pase por la mente.

Alguno de los usuarios más comunes de este tipo de servicios suelen ser los estudiantes ¿Qué necesidades podrían tener y que aún no estén cubiertas? Eso pensó Kyle McCabe, estudiante en la universidad de Ewing Township en Nueva Jersey, y así montó su negocio de reparto de preservativos a estudiantes del campus, Condam (composición de Condom más Ambulance)

Desde hace dos años reparte protección entre aquellos compañeros que lo soliciten las 24 horas al día, y como su nombre indica él mismo es la “ambulancia andante” al colocarse la sirena en la cabeza mientras trabaja.

McCabe ha contado como la idea surgió a raíz de que muchos amigos le comentaban como algunos encuentros sexuales se habían interrumpido por no tener preservativos o que incluso habían seguido adelante con ello sin ningún tipo de protección, con todos los riesgos que conlleva.

El pedido es muy fácil de realizar, solo hay que rellenar un formulario a través de la web indicando el email, su edificio y número de habitación. Hay tres paquetes: “El arreglo rápido” compuesto por un condón (2,20€), “El experimentado profesional” con 5 (3,60€) y el pack especial “El hombre maratón” (5,15€) que lleva 10.

Como la discreción en las residencias de estudiantes es un tanto difícil se puede marcar la opción de no llevar la sirena a la hora de la entrega. Quizás haya personas a quienes no les apetezca anunciar en medio de la madrugada a toda su planta que va a practicar sexo.

¿Qué os parece la idea? ¿Se animará alguien a trasladar la idea a las residencias universitarias del país?

 *Foto de portada: http://on.aol.com/