Disney para adultos

Las películas de dibujos de Disney son un ejemplo clásico del cine infantil. Crecimos con ellas, aunque tal vez su contenido no era tan inocente como creíamos en un principio.

Crecimos y nos dimos cuenta de que había cosas que las pelis de nuestra infancia no nos mostraban: escenas de cama. Llegó Internet y con él una extraña obsesión por sexualizar los personajes animados y mostrarlos en actitudes que la fábrica de los sueños jamás hubiera utilizado. ¿Por qué? ¿Por morbo, por el placer de mirar con ojos adultos nuestra infancia?

No necesitábamos Internet. Disney ya se había encargado en su momento de meter en sus filmes algunos elementos que no cuadraban de todo con la concepción que tenemos de “apto para todos los públicos”. Sin embargo, son detalles tan sutiles que los más pequeños e inocentes no se daban cuenta de nada. Ningún niño salió traumatizado del cine, aunque tal vez algún progenitor (mucho peor pensado que el infante), sí.

¿Por qué lo hicieron los creadores? Probablemente, por hacer un guiño a los espectadores adultos, o simplemente por el morbo de meter un contenido “no apto” en algo infantil.Y no nos referimos a los supuestos mensajes subliminales que muchos ven en los fotogramas, no hace falta buscar cosas raras. He aquí algunos ejemplos que tal vez se os habían pasado por alto:

Aladdin y la seductora Jasmin

Hacia el final de la peli, el malvado Jafar secuestra a la princesa y la viste con un sugerente traje rojo (color de la pasión). Más sugerente se muestra ella, con el fin, eso sí, de que Aladdín recupere la lámpara. A Jafar poco le falta para que se le caiga la baba y el Genio tampoco se queda indiferente.

El baile de la gitana

El Jorobado de Notredame es de lo más “adulto” de Disney. Esmeralda tiene ni más ni menos que tres admiradores varones, pero es el malo, Frollo, quien la desea de una forma sexual. Solo tiene un par de problemillas para consumar el pecado carnal con ella: primero, su manía de exterminar a los gitanos y el segundo, ser bastante religioso. En la canción Fuego infernal se ve a Frollo totalmente atormentado por la lujuria. Es tan exagerado, que huele el pañuelo de Esmeralda y se le pone cara de vicio.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=T_vXqj_7kz0]

El Rey León: hora de hacer bebés

Cuando Simba y Nala se reencuentran entonan la romántica canción Can you feel the love tonight (puedes sentir el amor esta noche) O tal vez no tan romántica. Los leones, como los humanos, tienen entre sus necesidades prioritarias la de reproducirse. En el Rey León 2 comprobamos que, efectivamente, hay cachorros de león.

La Sirenita y las piernas

Ariel ansiaba conocer la tierra y también tener piernas. Y de paso, por qué no decirlo, lo que las mujeres tienen entre ellas. La teoría parece algo forzada, pero pensadlo un poco. Ariel tiene ya 16 años y, como adolescente, empieza a sentir ciertos deseos, como conocer chicos. Claro, ve a un apuesto príncipe humano y se le caen las bragas (metafóricamente hablando). La vieja Úrsula sabe mejor que Tritón lo que Ariel necesita, y se lo concede. Por cierto, ¿alguien se ha preguntado cómo tienen sexo las sirenas?

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=bQb2LHZhWeQ]