Ver mucho porno reduce el tamaño del cerebro

No nos engañemos, quien más, quien menos alguna vez ha visto una película porno para darse una alegría al cuerpo sin tener que trabajar mucho la imaginación. De hecho, quien esté libre de porno, que tire la primera piedra. Pues bien, queridos pornoaficionados -y pornoaficionadas, a ver si vamos derribando viejos estereotipos-, mucho cuidado con la cantidad de imágenes de sexo explícito que consumís, puesto que, según estudios recientes, esta costumbre podría acarrear consecuencias negativas para el cerebro y la actividad sexual.

Fuente: www.taringa.net

Si bien ciertas investigaciones aseguran que mirar pechos alarga la vida a los hombres, científicos del Instituo Max Planck de Berlín han concluido, tras un experimento con 64 varones de entre 21 y 45 años, que una larga exposición a vídeos con contenido sexual explícito daña la estructura nerviosa que se encuentra bajo la corteza cerebral y deteriora las conexiones cerebrales encargadas del comportamiento y de la toma de decisiones. Además, los investigadores han encontrado una relación directamente proporcional entre las horas de consumo de estos contenidos y una reducción del tamaño y la actividad del cerebro.

Los investigadores sometieron a los hombres elegidos para la muestra a un cuestionario sobre sus hábitos de consumo pornográfico, una encuesta que dio como resultado un promedio de cuatro horas semanales viendo escenas de sexo. El estudio confirmó que aquellos varones que pasaban más horas delante de la pantalla eran también aquellos que sufrían más deterioros cerebrales.

Fuente: www.ideal.es

Por si fuera poco, acudir a la pantalla como método de excitación puede repercutir en la respuesta sexual futura, ya que según este estudio los hombres que consumen porno frecuentemente podrían necesitar cada vez contenidos más explícitos para despertar este estímulo.

Imagen de portada: www.eldinamo.cl