“La gente no diferencia una película porno de su relación de pareja”

En el tercer programa de El Sexo Mandamiento en las ondas, dedicado a la pornografía desde un punto de vista más práctico, contamos con la presencia de la sexóloga Sonia Fernández de la Vega, especialista en la terapia sexual y con más de veinte años de experiencia tratando distintos trastornos relacionados con el sexo.

En esta ocasión, Sonia nos relata la cara oscura del porno, ya que su consumo puede generar una imagen irreal del sexo, y confundir a las parejas. Por otro lado, las imágenes o el cine X pueden servir, bien utilizadas, para levantar la pasión que se creía perdida en matrimonios en los que la rutina se ha convertido en habitual.

Estas son sus palabras, esperamos que aprendáis de ellas y pongáis en práctica sus consejos, siempre con responsabilidad, claro.

¿Qué efectos negativos puede tener el consumo de pornografía?

La pornografía hay que situarla en el lugar que ocupa, puede ser una fuente de estimulación sexual pero hay que tener claro que es fantasía y no realidad, hay que distinguirlo. La gente a veces no diferencia una película de su relación de pareja. Las chicas se quejan más de que los chicos intentan aplicar lo que ven en las películas porno a su relación de pareja, hay que verlas con una actitud crítica.

Las chicas suelen ser más reticentes, aunque hay estudios sobre cómo impacta la pornografía en chicos y chicas y se suele creer que es más eficaz en ellos, aunque en realidad no es así. Ellas reconocen menos que les resulta excitante, pero luego en sus experiencias sexuales, aumentaba  su excitación. La pornografía suele estar hecha por hombres para hombres, a veces son imágenes muy fuertes y duras, y cada vez lo son más. Antes se parecían más a lo que uno podía hacer en su casa, ahora Internet ha hecho que el acceso a ella sea cada vez más sencillo, y el sexo puede saturar, buscan estímulos nuevos porque se cansan de ver siempre lo mismo.

Imagen: sobretodosalud.com

 ¿Cómo se puede salir de la rutina sexual?

Se recomienda en terapia que hagan cosas diferentes para salir de la rutina, con ambos de acuerdo. Si a uno de los dos les apetece algo más suave y al otro algo más fuerte, se puede sugerir una película intermedia. No se debe ver demasiado tiempo, porque cansa, pero en espacios cortos y sabiendo que es una forma más de excitación y estímulo, como también es recomendable el empleo de algunos juguetes eróticos o planificar una fantasía sexual cada fin de semana, es una forma de salir de la rutina. Vale pornografía, películas X, literatura…

Es común que tras unos años se rebaje la pasión, a veces tenemos un vida tan ajetreada que no hay tiempo para las relaciones, no es lo más importante, pero sí que es importante porque es la forma más intima de comunicarte con alguien. Se ha de dedicar tiempo y ganas. Planificar un encuentro sexual un sábado, sin que sea de forma obligada, puede ayudar a irse erotizando durante la semana, porque si no a veces no se saca tiempo para el sexo, y es algo que se debe cuidar.

Imagen de portada: laprimeraplana.com