La píldora cambia de sexo

La química, de mano de las farmacéuticas, ha proporcionado a lo largo de las últimas décadas un amplio abanico de opciones anticonceptivas. El preservativo, la píldora, el anillo vaginal, inyecciones, el diu… Pero lo cierto es que, a excepción del preservativo masculino o la vasectomía, la mayor parte de estas alternativas van dirigidas al público femenino.

El mercado ofrece una amplia gama de anticonceptivos – Fuente: taringa.net

Sin embargo, 40 años después de que la píldora femenina llegase al mercado, recientes investigaciones en Indonesia han dado como resultado la llegada de lo que podría ser su homóloga para hombresSe trata de una pastilla que se administra por vía oral una hora antes de mantener relaciones sexuales, y que funciona mediante la alteración de los espermatozoides, debilitándolos de forma que sean incapaces de llegar a fecundar el óvulo de la mujer, algo que ha sido denominado como “esterilidad temporal”.

Además de su comodidad -puesto que no es necesario ingerirla diariamente al igual que la femenina-, la píldora masculina tiene una efectividad del 99%, igual que otros métodos como el anillo vaginal o el diu, e incluso más que el preservativo, que cuenta con un 98% de fiabilidad.

La píldora masculina llegará en pocos meses al mercado – Fuente: eltiempolatino.com

Otros países como China o Escocia se han sumado a las investigaciones para poder comenzar a comercializar esta pastilla cuanto antes, y los últimos resultados son prometedores. De hecho, según anuncia el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Edimburgo la píldora masculina podría estar en el mercado en mucho menos de una década, a pesar de que algunos efectos secundarios como el aumento de peso y de apetito aún no han sido eliminados.

Pese a la novedad y de los posibles beneficios que puedan atribuírsele a la píldora masculina, hay que recordar que, al igual que la mayoría de estos métodos, únicamente protegen contra posibles embarazos, y dejan al cuerpo expuesto a las temidas enfermedades de transmisión sexual. Únicamente el preservativo -tanto femenino como masculino- protege totalmente de la de las ETS.

Imagen de portada: www.cubadebate.cu