¡Libertad para los pezones!

Los pezones son una de las partes más atractivas y sugerentes de un cuerpo, especialmente en el caso de la anatomía femenina. Coronan algo tan bonito como es el pecho, y además de servir para amamantar a los bebés, podría escribirse un manual acerca de la obsesión de los varones hacia ellos. Sin embargo, la aparente inocencia de los pezones se ha convertido en polémica en Internet, especialmente desde que las redes sociales han cambiado por completo a las sociedades.

Sin embargo, la censura ha llegado al mundo de los pezones, ya que ni Facebook ni Instagram dejan que, en sus espacios digitales, una mujer pueda mostrar esa parte de su torso. ¿Y con los hombres? Curiosamente, los varones pueden subir fotos sin camiseta sin ningún problema, esto es, no les afecta para nada esta normativa. De esta manera, ha surgido un movimiento defendiendo el derecho de las mujeres a mostrar cualquier parte de su anatomía, más aún si los chicos pueden hacerlo perfectamente.

Violencia sí, pezones no

Lina Esco fue la mujer que, ante esta clamorosa desigualdad, empezó a movilizar las redes sociales en busca de libertad para los pezones, esto es, Free the nipple, nombre que ha llevado la campaña en EEUU. Se quejan de que la sociedad está acostumbrada a la sangre y a la violencia, pero que se escandalizan de ver unos simples pezones. Curiosamente, en Facebook existe una página que se llama Free the boobs -libertad para las tetas-, con un contenido sexual obvio, que no recibe castigo por parte de Mark Zuckerberg, mientras que basta con mostrar un pezón para que, de inmediato, se censure.

La reivindicación ha llegado al cine, en busca de exponer que no hacen absolutamente nada malo, como ellos aseguran: “La película explora las contradicciones de una sociedad dominada por los medios, en la que los actos de violencia y la muerte son glorificados, pero en la que también las imágenes del cuerpo de la mujer es censurada. ¿Qué es más obsceno: violencia o pezón?”.

Apoyo de las famosas

La campaña ha contado con el respaldo de Miley Cyrus -cómo no-, Lena Dunham y una celebritie como la hija de Bruce Willis y Demi Moore, Scout Willis, que paseó en top-less en pleno Manhattan para mostrar su implicación con la causa. Facebook, ante el clamor popular, ha relajado un poco su filtro y ahora consiente que madres suban a su plataforma fotos amamantando a sus pequeños, aunque que no sueñen con aparecer desnudas o semidesnudas: la Inquisición caerá sobre ellos.

La cantante Rihanna, que también gusta de mostrar sus carnes con alegría, vio cómo su cuenta de Instagram era eliminada porque compartió con sus seguidores una imagen en la que se le veían sus pechos por completo. Ante la represión recibida, no tardó en aparecer en escenarios públicos enseñando buena parte de su físico. Es el caso de la exchica Disney Miley Cyrus, que se sumó al movimiento en su perfil de Twitter, que no se corta un pelo a la hora de exhibirse ante sus followers. 

La red social del pajarito fue el hogar de las protestas de hombres y mujeres que exigen que los pezones femeninos no sean un tabú, de ahí que el hashtag #FreeTheNipple ocupase los TT de muchos países. Cada vez hay más mujeres que reclaman esta igualdad de género que queda vulnerada en Internet, que alberga millones de sitios porno y contenidos sexuales pero que, en ciertas ocasiones, se muestra mojigato hacia unos meros pezones.

Este es el tráiler de la película que puedes encontrar en la web, y recoge los objetivos de este movimiento. Desde aquí nos unimos a #LibertadParaLosPezones para reclamar igualdad en las redes sociales. ¡No permitas que la anatomía de la mujer sea censurada!

 Imágenes: Twitter | Instagram | Huffingtong Post.