Sexo de récord

Si hay algún libro que recoja de forma minuciosa los registros más extraños de este planeta, ese es el Libro Guinness de los Récords. Esta publicación, de origen cervecero, publica año a año los hitos que los casi siete mil millones de personas de este planeta. Y, cómo no, el sexo tiene un lugar preferente dentro de estas páginas.

Tanto a nivel físico como de hazañas de los distintos protagonistas, los números demuestran que el día a día del común de los mortales -al menos de quién firma estas líneas- dista mucho de lo que os vamos a contar a continuación.

Empezando por un tópico, ¿cuál es el miembro viril más potente? El actor porno John Holmes, del que ya hablábamos en nuestros programas de radio sobre el porno, registró que su pene alcanzaba los 33 centímetros de longitud. Su reputación como intérprete X se debió, por tanto, a su herramienta de trabajo, estrella en la década de los 70.

Con respecto a las relaciones sexuales, la actriz pornográfica Lisa Sparxxx tiene el orgullo de haber tenido relaciones sexuales con 919 hombres ¡en un solo día! Entre uno y otro, esta mujer tuvo 58 segundos de descanso, toda una barbaridad. En cuando a datos masculinos, un individuo fue capaz de eyacular un total de 16 veces en una hora. Para que luego digan de problemas de erección…

Jon Dough, actor porno que se suicidó en 2006, emuló a la actriz antes mencionada para sumar el récord de encuentros sexuales masculinos, alcanzando a 55 mujeres en una sola jornada. A pesar de que en este furor las ganadoras son ellas, es un registro tremendo.

Una vez alcanzado el clímax del sexo, llega la hora de eyacular. La velocidad media, que no máxima, a la que un varón puede correrse ronda los 45 kilómetros por hora, a punto de ser multados si vais por ciudad. El caso femenino se queda en 40, cifra poco despreciable. A su vez, la máxima alcanzada por la eyaculación masculina la firmó Horst Schuktz con 5,71 metros, mientras que su competidora femenina se quedó en 3 metros.

Para finalizar esta hilera de datos surrealistas, la batalla la ganan ellas, ya que una mujer ostenta el récord de haber alcanzado 138 orgasmos en sesenta minutos. El hombre que intentó hacerle sombra se quedó en 16, a años luz de la ganadora de este área.

Anualmente, el Libro Guinness de los Récords actualiza los contenidos de sus páginas para renovar los nombres que figuran en él. Si crees que tus capacidades sexuales superan las que os hemos contado en este artículo, ¡id cogiendo vuelo a Irlanda!

Imágenes: cosasdesalud.com | sexosopuestos.com