Los penes salvavidas

Cómo mola ir en bici. Este medio de transporte es sano, saludable para el medio ambiente, bueno para tu estado físico y genial para tomar el aire. Pero existen ciertos riesgos, ya no solo por los coches, sino porque a veces el pavimento juega malas pasadas y puede provocar accidentes indeseados.

Por este motivo, ha nacido la figura de Wansky -que no Banksy, el activista graffitero- un artista de Manchester que ha decidido luchar contra socavones y asfaltos en mal estado haciendo llamar la atención de las autoridades con sus pintadas. Y la original forma que ha tenido de hacerlo ha sido bien fácil, quizá banal, pero indudablemente eficaz: dibujando penes allá donde detecta una irregularidad en el terreno.

Todo comenzó porque un amigo suyo sufrió un accidente, así que este muchacho pasó a la acción y quiso remarcar estos baches de esta forma tan original, con un spray que se elimina de forma natural a los quince días. Su iniciativa tuvo un éxito inmediato, ya que el ayuntamiento de esta ciudad británica no tardó ni 24 horas en arreglar estos socavones.

Dibujar algo divertido alrededor de un bache hace que todo el mundo lo vea, se denuncie y sea arreglado“, se justifica el autor en un medio de Manchester para defender que, de repente, haya penes pintados en los suelos de una de las urbes más pobladas de la Gran Bretaña. Pese a que el gremio de las dos ruedas está encantado, las críticas no han tardado en llegar.

(Imagen: bicycling.com)

Un miembro de la autoridad de este ayuntamiento reclamó en el Evening News que estos actos no son oportunos, por dos razones que tienen cierta lógica. Por un lado, se refiere a que eliminar estas pintadas cuesta un dinero y que, por otro lado ¡nadie va a pensar en los niños! Porque claro, ¿qué pasa con esas familias que van paseando por ahí, y de repente se topan un un miembro viril dibujado de cualquier manera en el asfalto?

Estas dos posturas se enfrentan mientras los ciclistas rezan para que Wansky siga luchando para que los baches se eliminen, aunque sea de esta manera tan controvertida. ¿Te imaginas que de un día a otro, en tu ciudad, aparecen penes pintados por aquí o por allá? A algunos les haría gracia, pero seguro que habría quejas también por doquier.