Cuando el sexo se tiñe de rojo

Llega esa noche especial que tanto tiempo llevabas esperando. Todo está preparado, has comprobado un millón de veces hasta el último detalle. Lencería fina, velas, pétalos de rosa, tu pareja y… una invitada que no esperabas  y que ha decidido hacer acto de presencia en el último momento. ¡Oh no! La mujer de rojo aparece en su visita mensual para tirarte por tierra todos tus planes. O quizá no.

Las relaciones íntimas durante los días que dura la menstruación es en muchas ocasiones una circunstancia vetada y prácticamente tabú. De hecho, es la unión de dos temas tan protegidos socialmente como son el sexo y la regla, pero atreverse a mantener una vida sexual normal durante estos días tiene muchos beneficios, siempre y cuando se tengan en cuenta las medidas higiénicas adecuadas, claro está.

¡Qué ningún momento te prohíba mantener relaciones! Fuente: mujerhoy.com

No solo es posible tener relaciones durante esos días, sino que, además, muchas mujeres ven incrementado su líbido por los cambios hormonales. Por eso, poner una toalla sobre la cama o trasladar la actividad sexual al cuarto de baño pueden ser buenas soluciones para calmar el calentón propio de estos días. Pero si pasar un buen rato no es motivo suficiente como para practicar sexo en los días del periodo, también se pueden tener en cuenta todos los motivos que conllevan las relaciones con la regla.

Sexo como alivio

En primer lugar, algunas mujeres se ven afectadas por multitud de síntomas del síndrome premenstrual: dolor de cabeza, dolor de ovarios, cansancio, depresión, molestias en los pechos… y un largo etcétera de dolencias que tantas veces han hecho entonar al sector femenino el cántico de ¡qué difícil es mujer! Pues bien, mantener relaciones sexuales mientras se está menstruando puede aliviar todo este malestar.

Los problemas de lubricación suponen que el momento de la penetración sea de todo menos placentero. Con la regla, la humedad en la vagina es mucho mayor, por lo que este problema también quedaría solventado. Y no es que permita tener placer a secas, es que según investigaciones científicas la intensidad del orgasmo cuando se tiene la menstruación es mucho mayor.

Mantener relaciones con la regla calma los síntomas del síndrome premenstrual // Fuente: mejorconsalud.com

Aunque pueda suponer un sexo más intenso y excitante, está claro que mostrarle una parte tan íntima de la sexualidad a alguien es un acto de confianza muy grande. Y este es, precisamente, un valor que sale reforzado de las relaciones con la regla. Según los psicólogos, no andar pendiente del calendario a la hora de ir a la cama es un buen ejercicio de confianza y comunicación para toda relación.

Por último, es una buena forma de experimentar y conocer un poco más la sexualidad de cada una. Quizá muchas mujeres encuentran mucho más excitante el sexo durante la menstruación, pero el hecho de sentirse avergonzadas en estos días hace que aún no lo sepan.

Lo que está claro es que para juzgar cualquier práctica primero hay que probarla. Desde El Sexo Mandamiento os animamos a que os atreváis a teñir vuestras relaciones de rojo y experimentéis cosas nuevas durante una semana al mes. ¡Qué tener la regla deje de ser una excusa!

Imagen de portada: la-razon.com