El lubricante lo arregla todo

La lubricación es un fenómeno necesario para toda relación sexual. Bien seas hombre o mujer y tu pareja sea o no del mismo sexo, al final es necesario que algo suavice vuestros movimientos si no queréis sufrir y pasarlo mal durante el coito.

En principio, el cuerpo humano genera sus propios fluidos o mucosas de forma natural para facilitar las relaciones. Sin embargo, en ocasiones es necesario ayudar al cuerpo. Lo normal es que con la edad las capacidades lubricantes de la zona genital se vayan perdiendo, sobre todo en las mujeres. La menopausia propicia una de estas causas. En otras ocasiones, es el estrés el que puede bajar tus niveles de mucosa en la zona genital.

biblioteca y chica

No preocuparse si te pasa uno de los dos casos. Como bien sabrás, existen lubricantes artificiales que te permiten mejorar tus relaciones sexuales por colores, sabores y hasta con propiedades especiales. ¿Sabías que hay uno que produce en el hombre sensaciones de frío y, a la vez, a las mujeres sensaciones de calor? El mundo de la química humana es apasionante. No te preocupes porque no tiene efectos secundarios, a menos que seas alérgico a algo. En ese caso, te recomendamos leer antes el prospecto del producto.

Un estudio del Journal of Sexual Medicine asegura que las mujeres que emplean lubricantes durante su actividad sexual mantienen unas relaciones más placenteras que las que no lo usan. Ahí dejamos el dato. La mayoría de los lubricantes están compuestos a base de elementos naturales como el aloe vera o el jengibre.

Según el medio Sexualidad180, los lubricantes también mejoran el riego sanguíneo aumentando la excitación. No hay que lamentarse si tu cuerpo ya no da más de sí. ¿Quién dijo que la edad era un problema para mantener relaciones sexuales?

Además de todo lo anterior, los lubricantes también pueden mejorar tus juegos en la cama al no ser tóxicos y poder ser ingeridos. Lo dicho, los tienes de sabores para darte un capricho con el sentido del gusto. ¡Que aproveche!