Farah Diva: “En la época de los abuelos, enseñar los tobillos también tenía su carga erótica” (2/3)

Seguimos con la entrevista a la bailarina y profesora de danza Farah Diva. Si te perdiste la primera parte, puedes leerla aquí.

¿El erotismo es una parte necesaria de la danza?

Yo creo que todas las danzas tienen una parte o una carga erótica, que responde a los tiempos y a la cultura en la que surgen. La danza es una forma de expresión del ser humano como otra expresión artística en la que está implícita el cuerpo. Entonces, el hombre baila para comunicarse con los demás y para relacionarse con los demás. Siempre tiene una parte erótica, porque una parte de relacionarse es la de la exhibición corporal para llamar la atención de los demás.

Ahora mismo, quizás, con la liberación de la mujer, etcétera, etcétera, puede haber stripteases integrales y ser los bailes eróticos por excelencia, pero en cualquier cultura, para el mundo árabe por ejemplo, las bailarinas orientales son eróticas, y en la época de los abuelos, pues las abuelas enseñando los tobillos debajo del manteo también tienen una parte erótica. Cuando los hombres bailan tango entre sí, tiene una carga erótica muy fuerte también, por ejemplo. Mi conclusión es que todos los bailes tienen una carga erótica. Creo que el erotismo es una parte del ser humano y que uno la transmite, por ejemplo, bailando.

FARAH DIVA

Volvamos al burlesque, ¿qué cosas necesitas para practicarlo?

Materialmente sí que es importante los zapatos de tacón. No tienen que ser excesivamente altos, pero sí es una danza que se baila con tacones, osea, eso está clarísimo. El resto del vestuario, pues depende de la performance que tú hagas: puede ir desde una estética más pin up hasta una más de corsets, más victoriana, o más de cueros y látex, o más lolita… Puedes vestirte como te dé la gana según lo que vayas a utilizar, incluso hay accesorios muy económicos como pueden ser las boas de plumas que te ayudan a caracterizarte, hasta los más caros que son los abanicos de avestruz, que valen una pasta y son glamourosos totalmente.

De vestuario no se necesita porque a clase puedes ir normal, con unas medias y un culotte. En cuanto a personalidad, no necesitas tener una personalidad determinada para nada, ni unas cualidades. En todo caso tienes que tener las ganas de probarlo, porque en la vida, como todo, hasta que no pruebas, no sabes. Y luego, dejarte llevar un poco porque, muchas veces, antes de empezar algo, nos frenamos a nosotros mismos y nunca se sabe. Solo hay que tener ganas.

¿El baile, no solo el burlesque, te ayuda a desinhibirte, a perder la timidez?

farahdivaburlesque

Fotografía: Paula Zurimendi

Por supuesto, como hemos dicho antes, de si el burlesque era un baile erótico, la danza, igual que el resto de las manifestaciones artísticas, pertenece al ser humano porque necesitamos expresarnos. La gente necesita bailar. Lo que pasa es que hoy en día las relaciones sociales se basan en otras cosas, salir a tomar una copa o tal, la gente ya baila menos en las discotecas, pero en otras culturas, actualmente, la gente se relaciona bailando un montón: en las culturas latinas la gente baila y es una forma de relacionarse, claro que libera, un montón.

De hecho es que si no bailas, si no te expresas de alguna manera, estás encerrado en ti mismo, no te expresas con naturalidad, osea, lo vas a necesitar.

 ¿Te has encontrado gente que tenga mucha timidez y que le cueste un poco?

Pues, hombre, sí, por ejemplo en burlesque, la gente no se corta a la hora de sentarse en el suelo y sacarse el culo y tal, pero sí se corta a la hora de hacer un gesto. A la hora de expresarse es cuando a la gente le da un poco más de corte. Pero bueno, como todo en la vida, hay que ir poco a poco, porque cuando te quieres dar cuenta, empiezas a ver tu cuerpo como un instrumento para expresarte. No es: “tengo las piernas más largas, más cortas, me sobra un kilo, no me sobra, qué vergüenza…” Llega un punto que disfrutas  de la sensación de bailar, que eso es lo importante. Entonces tu cuerpo empieza a ser otra cosa, lo cual es un placer, claro. No estar sujeto, ahí: “es que la otra tal”.

One Comment
  1. Pingback: Sexo Mandamiento | El sexo de los dictadores

Comments are closed.