Las ‘no’ propiedades del semen

Hoy vamos a hablar de las milagrosas propiedades que tiene el semen. O mejor dicho, vamos a hablar de las bravatas que las páginas de Internet nos intentan vender sobre este espeso elemento.

Sí. Tú que eres un lector ávido en la Red ya habrás descubierto mil y una propiedades del semen que mejoran las condiciones de vida de quien se lo traga, hunta o guarda. Pues bien, lo primero que tienes que saber es que no todo es cierto. Lo lamentamos, pero no tienes el Santo Grial entre las piernas.

El semen es un fluido corporal que, además de espermatozoides, contiene glucosas, aminoácidos, ácido cítrico, fósforo, calcio, potasio… Pero todos estos elementos los posee en pequeñas dosis. Es decir, no es un “potente concentrado” de minerales o proteínas (aunque lleves de abstinencia varios días). Por tanto, no sirve como tónico complementario a tu dieta. Desmentimos pues que el semen mejora el tracto intestinal, o ayude a hacer la digestión, o aclare las cuerdas vocales (o no más que el propio agua). Tampoco te servirá para aumentar tus niveles de zinc o calcio. Para eso están los lácteos como la leche (la de verdad).

descargaPero las aplicaciones del semen como alimento van más alla. Existe un libro, Natural Harvest, que plantea . La cocina vanguardista de ‘cosecha propia’.

Y aquí es donde viene la paradoja de las propiedades del semen ya que las aplicaciones “son más eficaces y beneficiosas para la mujer“. Las casualidades existen, sí. en teoría, el semen también mejora la autoestima de las mujeres y evita los cambios de humor. Eso sí, debe aplicarse en la vagina (ya que existen un montón de vasos sanguíneos que lo absorben rápidamente).

Ingerirlo, también ayuda a las mujeres a reducir las nauseas durante el embarazo (ya que, si el semen que ingieres es del mismo hombre que se hace llamar progenitor del niño mantiene el mismo ADN… Venga va). A mí que alguien quiere buscar pretextos para que las mujeres se traguen el semen….

Frotar el semen en determinadas partes del cuerpo también estimularía el cuerpo de la mujer para que segregue hormonas. Otros pseudo-estudios afirman lo beneficioso que es el semen para la ovulación sana de las mujeres y para preparar el cuerpo para el embarazo. Qué hábiles. ¿No será que el semen es uno de los elementos indispensables para la fecundación?

images

También se supone que el semen ungido evita el cáncer de piel, aclara el cabello y lo fortalece e, incluso, limpia los ojos. Pues no escuece la gracia. En fin. Para que no te quedes con mal sabor de boca, vamos a dar una aplicación del semen que sí es real. Durante la Primera Guerra Mundial, se buscaron compuestos con los que escribir mensajes invisibles. Se utilizó jugo de limón, leche, orina y sí, semen humano. Todo un honor en la época poder decir “con mi semen se ganó una guerra”.