Prostituta de historieta

Nadie dijo que fuera sencillo hacer la calle a la vez que cuidar de tu hijo, pero no imposible, ni mucho menos, aburrido. Esto queda bastante claro en las historietas de Clara de Noche, obra Bernet, Trillo y Maicas y protagonizadas por una mujer llamada Clara: madre y prostituta de profesión.

Esta serie humorística de historietas nace en 1992, dibujada por Jordi Bernet y guionizada por Carlos Trillo y Eduardo Maicas. Entre otras revistas, fue publicada de forma semanal en la revista de humor gráfico española El Jueves, llegando a convertirse en uno de sus personajes más populares. Sus aventuras suelen narrarse en dos páginas y en formato blanco y negro.

Clara de noche

Clara es morena, alta y luce un tipazo, además de ser inteligente y una madraza soltera, que hace lo imposible porque su pequeño Pablito crezca ajeno a su oficio (aunque sin demasiado éxito). También es una estupenda vecina y mejor amiga de sus compañeras de profesión. Eso sin olvidarnos de lo bien que se le da su trabajo. Los clientes se pelean por ella. Altos, bajos, tacaños, multimillonarios, excéntricos, pintores, directores porno… todos se rinden a sus encantos.

Según la descripción de El Jueves: “es muy estudiosa, ha leído el Kamasutra, los libros de la colección La Sonrisa Vertical y ha visto todas las películas de Rocco Siffredi. Por eso, todo lo que hace, -en el terreno sexual- le sale tan bien. Si lo hubiera, merecería un diploma con medalla de oro por ser la estudiante perfecta.”

 Clara de noche nos cuenta, con mucho humor y ningún pelo en la lengua, ni más ni menos que la rutina de trabajo de una chica tan normal como el resto. Si tienes una mala imagen de las prostitutas, probablemente este cómic te haga cambiar de parecer.