Virirec: la cremita del verano

“Tú me das cremita, yo te doy cremita, aprieta bien el tubo, que me crece la colita”. Ha llegado el verano, y con ello se disparan las ganas de sexo -si es que alguna vez están bajas- y la fuerza del sol, así que llega la hora de hablar de cremas, pero no de una crema protectora cualquiera, sino todo lo contrario.

(Una nueva Viagra. Imagen: noticiasdeabajo.wordpress.com).

Ha llegado al mercado el Virirec, que para los poco aficionados a pasearse por las farmacias es una especie de Viagra de aplicación cutánea con unos tiempos de reacción muy inferiores a los de la convencional pastilla azul. Entre cinco y 30 minutos tardará tu organismo en vivir una erección, cuyo resultado durará más o menos un par de horas. No está mal, ya que su eficacia probada es del 83% aunque requiere la receta de un médico. Su precio no llega a los 50€ y sale bastante más barato que las fórmulas tradicionales.

Lo menos agradable de esta revolución es que se aplica a través de una pequeña aguja que contiene una dosis que se aplica en la parte superior del pene. Qué yuyu, eh. Los ingredientes de este fármaco son algunos como el alprostadilo, un principio activo que ayuda a levantar los ánimos del más alicaído. La disfunción eréctil acecha, así que se prepare la molécula llamada adenosín monofosfato, que es la que provoca que el pene se llene de sangre cuando llega la hora de la verdad.

El Virirec ya está en las boticas, así que en caso de que sufras problemas de erección no hay más que ir al médico y exponerle la situación. Recuerda que no eres el único, que es una realidad cotidiana que afecta a muchas personas y que lo peor que puede hacer uno es callárselo.