Bikini bridge: la moda más peligrosa

Varias veces hemos comentado que las redes sociales han dado un vuelco a la privacidad: ahora todo se enseña, para bien o para mal. Pero cuidado, estos fenómenos virales pueden ser Trending Topic y copar tus perfiles en Instagram, pero no siempre debes imitarlos, ya que pueden ir en contra de tu salud cuando lo único que buscas es ser popular con una foto.

(La delgadez no es saludable. Imagen: Twitter).

Basta con que llegue el verano para que el destape llegue a su punto álgido del año. Las fotos de tu mejor perfil, nalgas, tableta de chocolate, bikini, bañadores ajustados, el nuevo corte de pelo o el último chapuzón en la piscina deben estar a disposición de tus followers, pero la tendencia de #BikiniBridge no te hará ningún bien.

Este hashtag recoge las fotografías que se toman las chicas de su cintura, concretamente del hueco -puente (bridge)– que queda entre los huesos de su cadera y el vientre de una chica muy delgada. Es tal la delgadez que la muchacha que hay un espacio entre la tela de la braguita del bañador y su propia piel, un síntoma que muchas internautas consideran atractivo, pero que en realidad les indica que deberían preocuparse mucho menos por su línea, aunque sin pasarse.

Todo comenzó en 4chan, que para quien no lo conozca es un variopinto foro de la red, que ha albergado operaciones de denuncia como Anonymous. Su idea el pasado enero de 2014 fue lanzar la etiqueta #BikiniBridge e inventarse que las famosas del momento ya se habían unido a este fenómeno. La pólvora de Internet explotó y llegó a todo el mundo a través de plataformas como Instagram, Twitter o Tumblr.

(La curva es bella. Imagen: Twitter).

La intención inicial de sus ideólogos, que recogieron una tendencia ya utilizada en foros proanorexia, era alertar contra la sencillez con la que se puede divulgar un contenido dañino a causa de la viralidad de la red y que los medios de comunicación también lo difundieran. Pese a ello, actualmente hay millones de chicas que sueñan con sumarse a las #BikiniBridge sin saber que en realidad es algo perjudicial.

Por eso, a las seguidoras de El sexo mandamiento les recomendamos que se olviden de modas, pues no hay mejor cuerpo que el de uno mismo. Y los demás, que digan misa.