El vibrador más heavy

Para muchos, el metal es poco más que acero, zinc o cobre. Para otros, el metal es una forma de vida, concretamente el heavy. Esta pesada variedad musical atrae desde los 60 a millones de personas que, habitualmente amigas de sacar los cuernos a pasear -los de la mano- y vestir de negro, encuentran en este género una forma de expresión de potencia y fuerza. Una de las bandas más destacadas de esta materia es la británica Motörhead, que lleva décadas pateándose el mundo y cantando himnos como Ace of Spades o Heartbreaker.

Su emblema adorna las camisetas de miles de fans, que ahora tienen ante sí un nuevo producto con el que satisfacer no solo su afinidad a este grupo, sino su sexualidad. Efectivamente, los londineses se han aliado con Lovehoney, una factoría especializada en juguetes y artículos sexuales, para sacar al mercado cuatro vibradores en forma de bala y dar un paso más allá en el mundo del marketing.

El heavy se une al sexo. (Imagen: dogguie.net).

De las ya habituales excentricidades del mundo del rock, estos dildos se caracterizan por su color plata o negro, muy lejos del rosa o morado tan habitual en estos aparatos sexuales. Para rizar el rizo, estos vibradores están adornados por los títulos de algunas de las canciones más representativas del grupo formado en Londres en 1975, y se encuentran disponibles en dos tamaños: o bien en nueve centímetros o en 18, eso ya depende del gusto de cada cual.

Según Lovehoney, el propósito de esta iniciativa es “ofrecer a los fans el poder y el placer que se espera de la ‘banda más ruidosa de la Tierra”, y qué mejor manera que con un buen vibrador. El precio del más grande llega a las 30 libras -unos 41 euros-, mientras que el de bolsillo se queda en 15 libras, algo más de veinte euros.

Estos productos cuentan con el sello oficial de la banda que lidera el vocalista Lemmy Kilmister, que ya en 1977 lanzó junto a los demás componentes de la formación Vibrator en su disco homónimo. ¡Y qué mejor manera de recuperar las primeras canciones del grupo que con un aparato sexual! Los seguidores incondicionales de Motörhead ya tienen un nuevo artículo que coleccionar, y usar, aunque no hace falta darle al metal para disfrutar de la ocurrencia de este grupo. Ya nos entendéis.