Peletería para el pubis

En 2005, el gobierno de Tony Blair aprobó la ley que prohibía la caza con perros de zorros, “The Hunting Act”. La cinegética más reconocida en el país anglosajón, reproducida hasta la saciedad en el arte, y uno de los emblemas de la aristocracia hoy sigue abriendo debate entre los dirigentes del té a las cinco.

Mientras que allí unos abogaban por derogar la ley debido a su poca efectividad, en la otra esquina del mundo, ajenas a todo esto, hay que recordar que durante un tiempo algunas mujeres decidieron colocarse el pelo de estos mamíferos en el pubis. Sí, leen bien, es el foxy bikini. 

Felpudos de zorro

La Llongueras de esta tendencia fue Cindy Barshop, dueña de Completely Bare (ahora Spruce and Bond) un spa de lujo en Nueva York. La técnica consiste en depilar por completo los genitales femeninos y colocar un postizo de pelo de zorro teñido (normalmente rojo o rosa) sobre el monte de Venus. Rápidamente PETA se pronunció sobre esta moda denunciando el uso de pieles animales por lo que Barshop comenzó a decorar pubis con pieles sintéticas.

El resultado de la moda foxy bikini | Imagen: theluxuryspot.com

El resultado de la moda foxy bikini | Imagen: theluxuryspot.com

Este paso por la peluquería más íntima, que tuvo su máximo apogeo en el 2012, no era apta para todos los bolsillos ya que el “peinado” costaba 225 dólares (unos 198 euros). Además sólo se permite el uso de este tupé hasta tres días para evitar que surjan irritaciones y alergias.

Hay otra variante que es la Carnival bikini, en vez de vello de mamífero se colocan coloridas plumas. ¿El objetivo de todo esto? Que las extensiones asomen por encima del pantalón, como insinuación del festival de la originalidad que las susodichas esconden entre las piernas.

El vello púbico es una barrera natural

Los ginecólogos no se muestran muy partidarios de la depilación genital. Dice el saber popular que “Dónde hay pelo, hay alegría”, pero en este caso donde hay vello hay una barrera de protección natural. Los labios al igual que los otros, los de la boca, tienen una mucosa muy fina y muy sensible a cualquier tipo de roce. Las bacterias pueden llegar muy fácilmente a la vagina si no encuentran vello como obstáculo, facilitando además las infecciones de transmisión sexual.

Distintos tipo de depilación femenina | Imagen: commons.wikimedia.org/

Distintos tipo de depilación femenina | Imagen: commons.wikimedia.org/

 

Los expertos no reniegan de la depilación de esta zona, sólo mantienen que se debe dejar algo de pelo alrededor del clítoris y la uretra. Recomiendan no usar cuchillas a la hora de retirar el vello ya que puede provocar cortes o abscesos.

Una vez conocidos todos los factores que influyen en la depilación genital, el cómo queda a gusto de la mujer, las tendencias cambian constantemente y un pubis rasurado como totalmente natural es perfecto si es lo que la mujer decide. Incluso si decide que quiere adornar sus ingles con estolas de piel.