El sexo, la mejor medicina

El sexo es una actividad muy satisfactoria para la mayoría de la población. De hecho, según informa el periódico El Mundo, el 73 % de los españoles practica sexo por lo menos una vez por semana. Pero mantener relaciones sexuales no solo sirve para dar placer a los que lo practican, sino que también mejora la salud física y mental.

Uno de los efectos del sexo sobre nuestra salud física es que fortalece el sistema inmunológico. Según un artículo publicado en la revista Muy Interesante, las personas sexualmente activas se ponen menos veces enfermas que aquellas que no practican sexo con cierta regularidad. Esto es debido a que se crean una serie de anticuerpos que combaten los virus, los gérmenes y cualquier otro intruso. Un estudio de la Universidad de Wilkes, en Pennsilvania, demostró que las personas que tienen sexo una o dos veces por semana, tienen un elevado número de anticuerpos.

Otro aspecto favorable del sexo es que disminuye la presión arterial. Numerosos estudios han confirmado esta teoría pero, por el contrario, han evidenciado que la masturbación no consigue los mismos efectos. El sexo, también rebaja la probabilidad de que los hombres sufran cáncer de próstata. De hecho, un estudio de la revista Journal of the American Medical Association, asegura que eyacular 21 veces al mes protege del cáncer.

Mantener relaciones sexuales tiene grandes beneficios para la salud. | Fuente: Flickr.com.

Sin embargo, el sexo no solo beneficia la salud física, sino también la mental. El estrés y la ansiedad, por ejemplo, se ven reducidos en las personas sexualmente activas. Además, practicarlo con regularidad aumenta la autoestima y la felicidad, ya que se libera un químico cerebral que acelera el  centro del placer. Se podría decir que la sensación de placer después de copular es similar a la que se obtiene haciendo deporte. A parte, es una gran actividad física. Se queman una media de cinco calorías por minuto, una cantidad menor que las que se queman corriendo o haciendo bicicleta, pero no por ello es una actividad menos sana.

Pero, ¿qué pasa si no se tienen ganas de practicar sexo? Pues tranquilos porque, para sorpresa de muchos, la solución a este problema es tener relaciones. Exacto, cuanto más se haga, más subirá la libido, y por tanto, el deseo sexual.

Y por último, pero no menos interesante, el sexo puede calmar el dolor. La Universidad Estatal de Nueva Jersey ha demostrado que los orgasmos son capaces de bloquear el dolor. Esto es debido a que se libera una hormona que ayuda a elevar el umbral del dolor. Así que, antes de tomar un ibuprofeno, se puede pensar en llevar a la pareja a la cama. La única pega es que este estudio también ha averiguado que la estimulación vaginal sin orgasmo también bloquea en las mujeres el dolor de espalda, el menstrual, la artritis y el dolor de cabeza, por lo que ya no valdrán las “típicas excusas” para no tener sexo sino apetece, amigas.

Imagen de portada: Pixabay.com.
One Comment
  1. Pingback: SexoMandamiento | Baile y sexo: ¿existe alguna relación?

Comments are closed.