Cómo hacer un buen 69

Los números son, inequívocamente, números. Sirven para representar realidades, cantidades y, en el caso que nos compete, placer. Es el caso de una cifra, solo una, de la cantidad interminable que hay en el universo: el 69. Esta práctica sexual, para los menos metidos en la materia, conlleva que los dos implicados realizan a la vez sexo oral, una relación bucogenital que es una tremenda autopista al placer.

La enciclopedia sexual que es el Kamasutra contempla esta postura, que recibe este nombre porque la cabeza de los felices protagonistas se encuentran en las gónadas de su acompañante, lo cual se asemeja a un seis y a un nueve combinados. Esta posibilidad para el disfrute se suele hacer en el momento de los preliminares, pues es un óptimo calentamiento de cara a ir pasando a la acción.

Se combinan, entonces, la felación y el cunnilingus cuando la cita es heterosexual, si bien se puede aplicar perfectamente a dos hombres o a dos mujeres. Seguro que todos los implicados saben desenvolverse a la perfección. Para que el 69 sea óptimo y muy disfrutado es importante que haya equidad a la hora de mover lengua y dedos, tanto en ellos como en ellas, ya que no es justo que una de las dos partes se quede con mal sabor, nunca mejor dicho, de boca.

El 69 también ha pasado a la historia. | Fuente: wikipedia.org.

Además de la eterna necesidad de higiene para todos los menesteres sexuales, esta posición suele reclamar llevarse a cabo no de buenas a primeras, sino cuando se ha creado ya un clima de excitación. Tras una toma de contacto, ciertas caricias en enclaves estratégicos y un aumento de la temperatura marcan el momento idóneo para que la boca del uno pase a los genitales del otro y viceversa.

La ejecución del 69

La postura más básica del 69 conlleva que, en el caso de la heterosexualidad, el hombre se encuentre tumbado y que la fémina le dé la espalda y con su boca y las manos se dedique a hacer las delicias sobre el pene y/o los testículos del varón. En clave masculina, la vulva le queda al alcance de la lengua y de los dedos, así que puede jugar con ellos o hacer presiones clitorianas para, al mismo tiempo que toca el paraíso del disfrute, que su compañera no se quede corta.

Ahora bien, esta posición también puede invertirse. Es una posibilidad más atrevida, pero igual o más morbosa. En este caso es el chico quien se pone sobre ella, de tal manera que mientras realiza cunnilingus es capaz de penetrar la boca de la mujer, una invitación a la dominación y a que sea él quien lleve la iniciativa, y se pueda incluso asumir un rol de mando.

Ambas partes deben esforzarse para disfrutar del 69. | Fuente: Flickr.com.

Como consejos, hay que recordar que ellos y ellas tienen puntos en los que se concentra la capacidad de excitación. Es el caso del perineo, la zona que se encuentra entre los testículos y el ano del hombre, cuya correcta caricia con la lengua vuelve loco al más pintado. En cuanto a las chicas, un buen trato del clítoris y la penetración manual son la mejor mezcla para que el sexo posterior llegue con las dos partes deseosas y ávidas de placer.

Una de las críticas que recibe la postura del 69 es que, al tener ambas partes un papel protagonista, puede que no se disfrute el máximo el placer que la otra persona le está provocando al uno. La clave está en que ese disfrute que quizá se pueda reducir por no “concentrarse” en gozarlo se obtenga con la generosidad de proporcionarlo. Para ello, agudiza el oído y notarás cómo la respiración de tu acompañante se va agitando y que el orgasmo no está tan lejos gracias a tu sexo oral.

La sensación de ser capaz de dar y recibir placer al mismo tiempo mediante la ejecución de este número travieso es uno de los acicates para llevarlo a cabo. Cómo no, tampoco es recomendable hacerlo siempre que haya sexo, sino tenerlo como una carta más de la baraja sexual que se puede ejecutar junto a otra persona. Los juguetes eróticos, a su vez, pueden ser un buen amigo para que el 69 tenga más componentes que los dos felices implicados.

Y tú, ¿qué número eres, el seis o el nueve?

Imagen de portada: Wikipedia.org.