Poliamor: ¿el futuro amor?

Por Marta Molas, de amantis.net. | Publireportaje.

Se va extendiendo el poliamor en España. En los últimos tiempos, los grupos Poliamor Catalunya o Poliamor Madrid han incrementado su número de miembros y sus actividades. Se van colando en el panorama sexual y emocional español y parece que llegan para quedarse. ¿Pero qué es exactamente esta nueva tendencia amorosa?

Poliamor significa tener varias relaciones amorosas, afectivo­sexuales, con varias personas de forma consensuada. Y a partir de ahí, todo es posible, siempre que se haga en un entorno de confianza y que lo acepten todas las partes de la pareja: sean dos, tres o más.

etica-promiscua_01BIG

Ética promiscua, una buena forma de acercarse al poliamor. | Fuente: amantis.net.

Poliamor, que no relaciones abiertas

Una de las diferencias claves es que este implica sentimientos. No debemos confundir el poliamor con las relaciones abiertas. Estas últimas se basan en una pareja, de cualquier tendencia, que consensúa que tendrá otras relaciones estrictamente sexuales con otras personas. Pero mantienen el vínculo afectivo solo entre ellxs. De este modo aceptan una pareja sentimental monógama pero abierta a otras experiencias con otras personas en el terreno sexual.

El poliamor es más que eso. El poliamor promueve que una persona pueda tener más de una pareja, y que comparta con ellas sexualidad y afectividad. Es un adiós en toda regla a la monogamia. ¿Pero cuántas parejas puedes tener? No hay límite ni por exceso ni por carencia. Todo dependerá del momento vital en que te encuentres.

Entre los poliamorosos hay gente que clasifica a sus parejas, de forma vertical o más horizontal. Por ejemplo, hay quién habla de relaciones primarias, secundarias o terciarias, y hay quién habla de compañerx de vida, amigxs, amantes… Mucha gente diferencia la gente con la que vive de otras relaciones más puntuales.

Poliamor y anarquía relacional

Una vez entendido qué es el poliamor, aún podemos ir más allá: Andie Nordgren, en The short instructional manifesto for relationship anarchy, introdujo un nuevo término relacionado con el poliamor: el anarquismo relacional. Este cuestiona que el amor sea un recurso limitado que solo puede ser real si se limita a la pareja.

AMARNAMILLER016

Amarna Miller es una de las representantes españolas del poliamor. | Fuente: Amarna Miller.

Nordgren propone que tenemos la capacidad de querer a más de una persona, y que la relación y el amor que sientas por esta persona no disminuye el amor que sientas por otra. Y aboga por no clasificar ni comparar la gente ni las relaciones: solo propone limitarse a apreciar a lxs individuxs y tu conexión con ellxs. Cada relación es independiente.

¿Y todo esto, es gestionable?

Pues los practicantes del poliamor y la anarquía relacional sí que pueden con ello. Aunque bien es cierto que, en sus encuentros y actividades, realizan muchas charlas y talleres para lidiar con los principales retos de vivir el poliamor: temas como la gestión del tiempo, de los celos o cómo explicar a tu familia y entorno tu vida poliamorosa son cuestiones que se trabajan una y otra vez en los grupos afines al poliamor y la anarquía relacional.

Y es que a pesar de que cada vez son más los practicantes de esta nueva disciplina sentimental, bien es cierto que son minoría entre una sociedad tradicionalmente y aparentemente monógama. Si queréis más información y conocer los principales aspectos, retos y alegrías del poliamor y las relaciones no­monógamas, desde amantis os recomendamos dos libros de imprescindible lectura:

­ Opening­UpÉtica Promiscua. ¡Aprended y disfrutad!

Imagen de portada: amantis.net.