Cuando “no tenemos sitio” no vale como excusa

Hoy en El Sexo Mandamiento hablamos de cómo desterrar de nuestras vidas las épocas de sequía por no tener un lugar más o menos íntimo para follar: os desvelamos los picaderos míticos en Madrid.

A veces, y lo digo con conocimiento de causa, la necesidad aprieta tanto que acabáis en cualquier portal de mala muerte y os acaban pillando, ¿sabéis de lo que se habla, no? Pues aquí se muestran algunos lugares públicos pero con cierta intimidad y otros muy poco frecuentados en determinados días y horas para poder saciar vuestro apetito sexual, no tan cómodos como nos gustaría a todos, pero tampoco se pueden pedir peras al olmo.

La ciudad de Madrid acumula una gran variedad de picaderos, situados estratégicamente para uso y disfrute de jóvenes, el público más necesitado de esta información.

Puntos calientes en la capital

El más concurrido es el campus de Ciudad Universitaria, donde podemos encontrar varias facultades para desatar todo nuestro potencial sexual con algo de intimidad:

Estación de metro Ciudad Universitaria. | Fuente: Flickr.com.

Estación de metro Ciudad Universitaria. | Fuente: Flickr.com.

  • El amplísimo baño de mujeres del parking que se encuentra al lado del metro de Ciudad Universitaria está en el top ten de picaderos de Madrid debido a la cantidad de espacio que ofrece, pero mucho ojo con el guardia por las tardes.
  • Los baños de la biblioteca María Zambrano son populares, sobre todo en época de exámenes, por el morbo que provoca que estén tan concurridos, porque son grandes y, además, en periodos de estrés siempre viene bien un poco de relajación.
  • En la facultad de Filosofía y letras (edificio A), los baños de la tercera planta en el turno de tarde, los mejores. Poco concurridos y con un baño de minusválidos muy amplio.

    Facultad de Filosofía y letras. | Fuente: Flickr.com.

    Facultad de Filosofía y letras. | Fuente: Flickr.com.

  • Detrás de la facultad de Medicina, cerca de la puerta del Departamento de Madrid, por las tardes no pasa nadie y puedes disfrutar de una velada tranquila aunque, según dicen, huele un poco a muerto.

Saliendo de la zona universitaria, en Moncloa se puede encontrar la zona oeste del Parque del Oeste que es perfecta, lo suficientemente accesible y lo suficientemente privada como para hacerlo sin mirones. Las “parcelas” entre caminos tienen bastante vegetación no muy alta. En ocasiones se pueden encontrar otras parejas, pero no hace falta caminar demasiado hasta encontrar otro sitio.

Parque del Oeste. | Fuente: Flickr.com.

Parque del Oeste. | Fuente: Flickr.com.

En la calle del Pintor Rosales, al lado del Templo de Debod podemos encontrar el “Baño portátil del amor”: un rico baño portátil donde, si te gusta el morbo y pensar que pasa gente cerca de ti, éste es tu sitio. Está al lado de un quiosco, pero hay que tener cuidado porque la puerta tiene tiempo limitado con solo poner las manos para hacer palanca es suficiente para que se abra sola.

El mítico Templo de Debod. Hay mucha vegetación y es una zona muy poco iluminada pero mucho cuidado los fines de semana con el botellón, que además suele durar hasta pasadas las 3 am.

Templo de Debod. | Fuente: Flickr.com.

Templo de Debod. | Fuente: Flickr.com.

El Parque de Blas en la calle Santa Cruz de Marcenado es un parque tranquilo a partir de las 20.00 horas para follar tranquilamente con tu pareja bajo la luz de la luna. El sonido del agua brotando de su magnífica fuente pondrá cachondo hasta al más pardillo. Cierran la valla a partir de las 20.00 horas, pero se puede saltar fácilmente. Ojo con la gente de un despacho con jamones colgados que se suelen quedar hasta tarde. Si te pilla Blas el jardinero dile que eres el fontanero y dale cinco euros, él lo entenderá enseguida.

Los famosos Bajos de Argüelles en la calle Gaztambide. Son unos soportales bajo dos edificios en los que, los fines de semana, siempre hay fiesta, pero entre semana pasadas las 19.00 horas, es una zona bastante tranquila y con poca luz.

Bajos de Argüelles. | Fuente: Flickr.com.

Bajos de Argüelles. | Fuente: Flickr.com.

Los cines Acteón en la calle de la Montera. No es un cine muy caro y la película es lo de menos, cualquier sala es pequeña, estará vacía prácticamente y puede que no seáis los únicos que le estén dando al tema.

El centro de arte Reina Sofía. Los baños de la cafetería (y de todo el museo) están totalmente blindados. Cerrados de arriba a abajo, poco concurridos y prácticamente aislados acústicamente y forrados con metal, y además la luz se enciende desde dentro. Están medianamente limpios, según a la hora se vaya.

Centro de arte Reina Sofía. | Fuente: Flickr.com.

Centro de arte Reina Sofía. | Fuente: Flickr.com.

Además de todos estos puntos calientes, picaderos muy famosos en Madrid también son el Parque del Retiro, el Teleférico y el Parque de las Siete Tetas en Vallecas. Lugares en los que poder dar rienda suelta a todo vuestro placer, aunque siempre con mucho cuidado o con una excusa contundente como respuesta a una multa por escándalo público.

Imagen de portada:  Flickr.com.
One Comment
  1. Si con este listado no tenéis suficiente visitad mispicaderos.com y buscad el que mejor os convenga. Alguno de los los 11.000 digo yo que os valdrá…

Comments are closed.