Alex Barrero: “Existe distinta aceptación entre los autores y autoras del género erótico”

La literatura es un lugar en el que la imaginación, lo ficticio, la realidad, la fantasía o los deseos confluyen en géneros varios. ¿Es frecuente que un mismo escritor explore diversos campos?, ¿qué lleva a alguien a explorar un entorno a priori totalmente alejado de su ámbito habitual?

El resurgimiento de la literatura erótica lleva a que algunos autores se hayan planteado explorar otros campos ajenos a su actividad habitual, tal es el caso de Alex Barrero, que hoy nos habla de todo esto y otras historias colaterales. No perdáis detalle porque la entrevista que está a punto de empezar en El Sexo Mandamiento no tiene desperdicio.

El autor y su obra, vía alexbarrero.wix.com

El autor y su obra. | Fuente: alexbarrero.wix.com.

El Sexo Mandamiento: ¿Qué opinan tus padres de tu relativamente poco común tipo de literatura?

Realmente siempre me he identificado más con el género de fantasía épica. Te querré toda la vida fue escrito casi por casualidad; nunca me imaginé escribiendo algo de este tipo. En cuanto a mis padres, la verdad es que lo leyeron y les gustó bastante. No negaré que sufrí un poco sabiendo qué tipo de escenas y cochinadas iban a leer… pero por fortuna para ellos soy una persona adulta más, por lo que se lo tomaron con seriedad.

SM ¿Consideras que la literatura erótica está en auge por moda y que se pasará cuando finalice el efecto 50 sombras de grey?

Considero, desde luego, que la literatura erótica está de moda. 50 sombras de Grey quitó el tapón del desagüe y por él fluyeron multitud de nuevas novelas. Son embargo, no creo que se trate de algo pasajero (ya no hablando del famoso Grey y sus sombras, sino del género), pues lo que se ha conseguido realmente es normalizar la lectura de un género. Siempre han existido novelas eróticas, pero de ahora en adelante son un tema más a tener en cuenta. Incluso se ve a gente leyéndolas sin pudor en los autobuses, hemos dado un gran paso.

SM ¿Has leído mucha literatura erótica antes de lanzarte a escribir?

En absoluto. Ciertamente, es un género que nunca llamó mi atención. Nunca me gustaron ni las novelas pornográficas ni tampoco las pasteladas. Fue entonces cuando decidí escribir un libro de ese género con una trama con suficiente intriga como para que le gustara a alguien como yo. Por supuesto, sí he leído libros de otros géneros en los que alguna escena subidita de tono se dejaba asomar, pero nunca un libro que fuera de sexo, a secas (o a mojadas).

SM ¿Tienes algún autor favorito o destacado dentro de este estilo literario?

Como ya os he comentado en la pregunta anterior, me lancé a la piscina sin saber nada del género. Me dejé guiar por mis emociones.

SM A la hora de escribir tus libros, ¿te basas en tus propias experiencias, o sueles tirar de imaginación?

Ambas confluyen en una misma idea. Es inevitable tirar de las experiencias para dar ese punto de realismo a ciertas escenas, pero por supuesto que también le he tenido que echar imaginación. No me he puesto a recrear cada escena del libro.

SM ¿De qué novela estás más orgulloso?

literatura para experimentar

No sabrás nada, vía Pexels

Sinceramente, Te querré toda la vida me está dando muchas alegrías. Muchas más de las esperadas. Fue una novela que hice «por casualidad» y que resultó bastante aceptada por la comunidad lectora. Sin embargo, mi joya de la corona es sin lugar a dudas El beso de la leónida, la segunda parte de la saga Viaje a Nadsgar, ya que se trata de una obra muy trabajada, con un argumento muy hilado y con buenas pinceladas de humor.

SM ¿Te planteas escribir sobre otros géneros?

¡Naturalmente! Ahora que ya he escrito algo del erótico que era «el difícil» quisiera escribir sobre otras temáticas. De momento tengo un par de proyectos en mente, una es una novela policiaca y otra una histórica… Tristemente, documentarse es un trabajo arduo que hace mucho más difícil ponerse a escribir. En el género fantástico siempre he contado con licencia literaria para inventar a placer.

SM ¿Cuánto ligan los escritores de literatura erótica?

No lo sé habrá que preguntarles a ellos. De todos modos, un dato que me parece curioso y que he hablado en alguna ocasión con otras autoras del género es la distinta aceptación que tienen los escritores y las escritoras del género. Mientras que ellas son a menudo catalogadas como «salidas», «necesitadas», «guarronas», «busconas»… los escritores hombres tenemos una aceptación diferente. Nos convertimos, por lo general, en personas «sentimentales», «maduros», «a gusto con nuestra sexualidad», «profundos» incluso «románticos».

SM ¿Crees que sin la aparición de ‘50 sombras de Grey’ tus novelas no habrían visto la luz?

Creo que sin la aparición de 50 sombras de Grey muchísimas novelas no habrían sido escritas, no habrían visto la luz o, sencillamente, se habrían perdido en los estantes de las librerías, ignoradas. El efecto «50 sombras» ha abierto las puertas a un enorme sector que ya muchos han comenzado a sobreexplotar.

SM ¿Te gustaría que tus novelas dieran el salto a la pequeña/gran pantalla?

Desde luego. Creo que es algo con lo que fantaseamos la mayoría de los escritores. Yo me podría conformar con una obra de teatro. Quizás Te querré toda la vida fuera fácil de adaptar.

SM ¿Alguna vez has recibido críticas por dedicarte a este tipo de literatura?

Afortunadamente nunca, pero sé que hay muchas personas que aún consideran el género una animalada. De hecho, muchas veces cuando he echado currículums me he visto obligado a no poner entre mis publicaciones la erótica, por no ser descartado directamente de un puesto. Creo que hay mucha gente que necesita mirar el erotismo como algo natural y como una de las cosas más bonitas de las que disfruta el ser humano.

SM ¿Consideras que la literatura erótica está dirigida mayormente a un público femenino?

Sí, no vamos a engañarnos. Yo escribo para todos, pero la inmensa mayoría de mis lectores son mujeres. Eso no quita que todos los hombres que han leído mi novela hayan disfrutado igualmente con ella. De todos modos, es necesario destacar un detalle importante: en todos los géneros siempre hay más lectoras que lectores.

SM ¿Tienes futuros proyectos dentro de este género en mente?

blank-open-notebook-coffee-wood-desk

Literatura, aquí empieza todo, vía Pexels

Sí y no. Realmente pensaba poner el punto y final con esta primera y última novela, pero he recibido muchísimos mensajes de lectores pidiendo una segunda parte (algo que, por el argumento, es inviable) así que me he empezado a plantear escribir una novela similar.

SM ¿En qué momento te planteaste iniciarte en el mundo de la literatura erótica? ¿Por qué este género y no otro?

Fue por una apuesta. Como he dicho, nunca me gustaron ni las pasteladas ni el género erótico, pero por curiosidad intenté leerme una conocida obra de estas melosas y pegajosas. Después de verme incapaz de superar el capítulo 8, aposté con mi hermana que yo sería capaz de escribir una novela de ese género con más argumento e intriga… y así empezó todo.

SM ¿Alguna vez te has excitado mientras escribías alguna de tus novelas?

Creo que no. Cuando escribo entro en un estado ajeno a todo y aunque me sumerjo en la historia y siento lo que sienten los personajes, creo que no me he llegado a excitar. Simplemente, lo he descrito como algo bonito y deseado, erótico, no como algo grotesco.

SM ¿Hasta qué punto te identificas con tus personajes?

En todos los personajes de mis novelas siempre dejo mi esencia. Son, en cierto modo, como «mis hijos». Con algunos me identifico más y con otros menos, algunos hacen las cosas tal y como yo las haría mientras que otros resuelven sus problemas con procedimientos que yo jamás emplearía. No es una ciencia exacta.

SM ¿Insinuación o explícito? ¿Cómo se plasma en las páginas?

Insinuación. Creo que lo bonito del género radica muchas veces en insinuar. Muchas veces añadir palabras más fuertes, como «polla», llaman la atención del lector y suben el tono; pero creo que eso no sería posible sin una insinuación y suavidad previas. Lo erótico ha de ser algo bonito, sentido; no sólo limitarse a la carne.

SM ¿Qué aconsejas a quienes se plantean escribir literatura erótica?

Que se suelten. Que vuelquen en esa novela sus sentimientos, sensaciones, experiencias y sueños. Pero también, y muy importante, que por encima de todo hagan una novela con argumento e intriga. Una novela sólo de sexo agota.