¿El semen, nuevo producto facial?

Desde hace tiempo, en el mundo real y en el virtual, se está poniendo en debate las cualidades dermatológicas del semen y su poder rejuvenecedor sobre la piel. Debido a la gran repercusión sobre las propiedades beneficiosas que posee, muchas empresas cosméticas han decidido elaborar cremas donde el líquido seminal es el principal componente. Pero, ¿ayuda realmente el semen a tener una piel más suave y fresca?

¿El semen como el nuevo protagonista de las cremas faciales? | Imagen: Taringa.net.

Bien es sabido a través de diferentes pruebas médicas que el semen es rico en antioxidantes, minerales y vitaminas; asimismo este líquido blanquecino que es expulsado a través de los órganos genitales posee una sustancia llamada “espermina”, un antioxidante que como se indica en el blog Pijama Surf  “disminuye las arrugas, suaviza la piel e incluso auxilia contra el acné”. La empresa noruega Bioforskning AS Norway decidió hace poco más de dos años sintetizar este componente y hacerlo protagonista principal de una de sus cremas faciales (dicho producto se vende por un precio que oscila los 250 dólares).

Pero fue en 2009 en Colombia de la mano del cirujano Martín Carrillo cuando la creación de un producto facial elaborado con miel, y con proteínas y nutrientes del semen, revolucionaría la industria de la belleza y el país. Tras comprobar a través de varios estudios las numerosas propiedades del líquido seminal y sus beneficios para la piel, la crema facial salió al mercado colombiano. Como dato curioso destacar que antes de comercializar dicho producto, este especialista en medicina estética lo probó durante un mes y comprobó sus efectos positivos (piel más suave y rejuvenecida).

drip-175551_1920

El semen contiene antioxidantes como el ácido desoxirribonucleico, minerales como fósforo o magnesio y vitaminas como la C | Imagen: Pixabay.com.

El semen en la Antigüedad como crema facial y su actual polémica

Pero la historia de las propiedades estéticas y enriquecedoras del semen se remonta a tiempos de Cleopatra, momento histórico en el que este fluido seminal se consideraba prácticamente sagrado. Según aparece recogido en el Papiro de Ebers, un tratado médico redactado en el Antiguo Egipcio, en aquella época ya se apreciaba el semen como un fiel aliado del cutis. Según cuenta la leyenda,  Cleopatra tenía un esclavo encargado de “proveerla” de líquido seminal y así aplicárselo todas las noches en el rostro con  el fin de alargar su infinita belleza.

Sin embargo, en la actualidad la polémica sobre las ventajas de su uso dermatológico siguen generando dudas.  Como explicaba la dermatóloga Cybele Fishman en ‘Yahoo Health’, “el semen es una sustancia alcalina y nuestra piel es ácida. Al ponerlo dañamos nuestra barrera protectora hasta el punto de eliminarla. Si bien esto es  malo para las personas con eczemas o rosácea, dañar o alterar esa capa es perjudicial , ya que hace que la piel sea más vulnerable a las infecciones y a sustancias oxidantes, que afectan a su estado destruyendo el colágeno y la elastina”.

Para la dermatóloga el uso del líquido seminal es un completo error como tratamiento estético, e incluso podría provocar el aceleramiento del envejecimiento de la piel. “Habiendo tantos buenos productos anti-edad en el mercado, ¿por qué escoger al semen?”, se pregunta Fishman.

Por otro lado, es indiscutible negar las propiedades antioxidantes y naturales de este fluido que son positivas para la piel; es por eso que desde El Sexo Mandamiento recomendamos informarse y consultar a un médico especializado antes de usar cualquier producto facial  que contenga fluido seminal. Si os queréis untar  de “leche”, mejor bajo revisión médica.

Imagen de portada: Vivirsanos.com