¡Fuera pudores, señores!

Hace una semana en El Sexo Mandamiento nos hacíamos eco de una de las últimas modas, el merkin o peluca púbica; en este mismo artículo citábamos a la actriz Olivia Wilde y su actuación en un capítulo de la serie estadounidense Vinyl donde mostraba su hermosa pelambrera sintética.

¿Qué sucedió tras la emisión de su desnudo? Que las redes sociales ardieron, volcando miles de comentarios ofensivos y llegando incluso a insultarla por aquel matojo setentero que se hallaba entre sus piernas.  Entonces Wilde se empeñó en desmentir, a través de programas y revistas, que aquel vello tan bello fuera suyo. Los internautas más pudorosos de la red habían conseguido su objetivo, coartar una vez más la libertad del cuerpo humano.

Pero es que la batalla contra cualquier imagen en la que aparezca un cuerpo al desnudo y natural comenzó en tiempos de la inquisición y continúa en pleno siglo XXI. Esta semana las críticas han ido dirigidas hacia Calvin Klein y su nueva campaña primavera-verano 2016.

La polémica gira en torno a una serie de fotografías donde aparecen las modelos subiendo el tono a través de las prendas de la firma; en posturas sensuales, mostrando partes de su cuerpo, seduciendo a los consumidores. Resulta que mientras que una mitad de la población ve dichas imágenes como algo natural y habitual, una marca utilizando la belleza del cuerpo para hacer más atractivos sus productos; la otra mitad clama al cielo escandalizada ante esta campaña publicitaria.

Hermoso belfie de Abbey Lee Kershaw | Fuente: ABC.es

Hermoso belfie de Abbey Lee Kershaw | Fuente: ABC.es

¿Por qué a algunas personas les da pudor o vergüenza observar un cuerpo humano al desnudo? Es bastante difícil encontrar una respuesta adecuada a esta pregunta, ya que los límites del pudor los marca cada persona individualmente y están influenciados a su vez por factores más complejos como la cultura, la educación o la familia. Así que para lo que algunos es un simple desnudo, para otros puede ser un auténtico desagrado.

En el Sexo Mandamiento nos gusta jugar con la picardía y la sensualidad, siempre desde el respeto y haciendo una férrea defensa de la libertad y la pluralidad sexual. Asimismo muchos de nuestros artículos aparecen acompañados de fotografías, que en algunas ocasiones muestran partes del cuerpo al desnudo; enseñando la hermosura, espontaneidad y sencillez de la naturaleza del hombre.

Es por eso que animamos a todo el mundo a eliminar pudores y vergüenzas y a tener una mente más abierta lo que seguramente nos hará más libres. Por último, mandar un humilde saludo a la tan criticada peluca púbica de Olivia Wilde.

Imagen de portada: smoda.elpais.com