El orgasmo radiofónico de El Sexo Mandamiento

Como tantas y tantas noches hemos buscado en nuestros seguidores el orgasmo radiofónico, era justo que lo viviéramos nosotros mismos en pleno estudio y con los micrófonos delante. En efecto, el cuarto programa de esta tercera temporada ha tenido como invitado al orgasmo, esa culminación del placer sexual del que tanto hay que hablar.

Para empezar, hemos visitado la RAE, pero como no explican casi nada acerca del mundo orgásmico, nos hemos metido a investigar. Tras la toma de contacto con la actualidad de este mundillo que Juan y Patri llevaron a cabo, tocó desentrañar las muchas incógnitas que hay detrás del orgasmo.

Patri inicia el debate acercando cómo el cuerpo humano reacciona cuando esta explosión de sensaciones tiene lugar. Desde el cerebro, que lo controla todo, al sistema nervioso: todo el organismo tiene que ver en este momento de máximo disfrute. Por su parte, Sesi, buen conocedor de cómo excitar a una persona, se pone en modo “Érase una vez el cuerpo humano” para describir en qué puntos hay que pulsar para que un hombre o una mujer se exciten y disfruten… ¡Y no todos son los habituales!

En cuanto a Juan, él fue el encargado de hablar de la anorgasmia, que implica que los afectados sufren dolor cuando llega el momento del orgasmo. Al fin y al cabo, hay que explicar todas las partes de la situación. El momento más onírico y espiritual lo puso, cómo no, Jimmy Redhoe. Su barrido por las culturas sirvió para descubrir que hay teorías que vinculan a Dios con el orgasmo, esto es, que tal es el éxtasis de culminar el placer sexual que se alcanza otro grado de espiritualidad. Curioso, cuanto menos.

Con respecto al cinéfilo por excelencia del grupo, Sergio Soto recordó el mítico orgasmo en plena cafetería de “Cuando Sally encontró a Harry”, obra de culto para los amantes del séptimo arte. Y como el orgasmo también puede llegar con ayuda, Cleto retomó su sección de juguetes eróticos buscando un buen artículo para este propósito con la indispensable colaboración de Toni Marqués en la técnica.

¿Te parecen pocos motivos para buscar el orgasmo radiofónico? Dale al play y descubrirás mucho más: