¡Queremos ver más penes!

Sí, queridos amigos de El Sexo Mandamiento, habéis leído bien. Queremos ver más penes; ¿Y dónde los queremos ver? ¡En el cine! Estamos acostumbrados a ver tetas, tetas y más tetas, y algún que otro culo; pero, ¿qué pasa con los falos en la gran pantalla?

Bien es cierto que hemos podido apreciar a lo largo de los años una notable evolución cinematográfica en cuestión de desnudos integrales, tanto de hombres como de mujeres, pero hoy en día sigue siendo difícil ver alguna escena donde aparezca el miembro viril masculino. Algo que resulta paradójico, ya que por el contrario es habitual encontrar escenas donde se resalte un cuerpo femenino al natural. Lo que nos lleva a preguntarnos, ¿nos asustaría encontrar un pene en nuestra película favorita?

¿Qué pasaría si dejáramos de contemplar primeros planos de tetas botando, de vaginas con  o sin pelo y de culos petulantes? Qué horror, todos nos escandalizaríamos, estaríamos dando pasos atrás en la naturalidad y la belleza de lo humano; pasos atrás en el séptimo arte, qué pesadilla. Coartando la libertad de directores, productores, actores y actrices, gente del gremio, artistas; negando al público la posibilidad de ver algo hermoso o algo cruel, la vida. Por eso debemos de darle a las vergas el lugar que merecen dentro del sector cinematográfico.

Y defendiendo esta maravillosa reivindicación se encuentra por ejemplo, el  director y productor Judd Apatow que tras el escándalo y las críticas originadas por el plano al pene de John C. Reilly rodado para la película Walk Hard (2007), juró mostrar ‘al menos un pene’ en cada una de sus obras. Todavía queda esperanza.

Los penes en la gran pantalla

Debajo de esta protesta, que para muchos puede ser inútil, se esconde un reclamo de libertad y de igualdad ya no solo en el mundo del cine, sino en nuestro mundo cotidiano y real. Un mundo en el que estamos acostumbrados a la comercialización de la sexualidad femenina, pero que sin embargo ve con ‘malos’ ojos la imagen de una polla erecta.

Para finalizar, un ránking de cuatro películas que además de sorprendernos, nos deleitaron.

1. John McNaughton y Wild Things (1998)

Nos encanta Kevin Bacon y al le encanta enseñarnos su pene y reivindicarlo.

382_kevin-bacon-desnudo-juegossalvajes

Bacon mostrándonos sus cualidades.| Fuente: Ecartelera.com

En muchas películas y series de televisión hay gran cantidad de desnudos femeninos y eso no mola. Bueno, sí que mola. Pero no es justo para las actrices y no es justo para los actores, porque nosotros queremos desnudarnos. Bacon.

 2. Steve McQueen y Shame (2011)

Michael Fassbender como Brandon,  un joven con ganas de disfrutar del sexo plenamente y de dejar al descubierto todos sus encantos.

michael-fassbender-8

En esta película se muestra todo, todo. | Fuente: Lne.es.

3. Greg Williams y Sergeant Slaughter, My Big Brother (2011)

El espectacular Tom Hardy nos mostró toda su belleza sin pudores en este corto de 13 minutos.

Sergeant-Slaughter-My-Big-Brother-tom-hardy-33577000-799-532

Tendréis que ver el corto si queréis ver su desnudo integral. | Fuente: Fanpop.com.

4. Lars von Trier y Nymphomaniac Volumen 2 (2014)

Escena en la que la Joe, interpretada por Charlotte Gainsbourg contempla sentada en la cama de un motel como dos hombres discuten por la manera en la que quieren penetrarla.

Nymphomaniac-II-splash

Nymphomaniac Vol II rompió muchos esquemas. | Fuente: Nerdist.com.

5. David Fincher y Gone girl (2014)

O en español traducida como ‘Perdida’. Esta película donde nos muestra los engranajes de un ‘perfecto’ matrimonio y una sospechosa desaparición,  eclipsó las redes sociales con el desnudo de su actor principal Ben Affleck.

affleck-naked-dick

Veo, veo, ¿Qué ves? | Fuente: Thesword.com.

Fuente de información: alcarrizosdigital.net