En busca del vibrador perfecto

“Quiero comprar un vibrador”. Muchas personas que desean introducir un vibrador en su vida sexual o relaciones de pareja tienen muy claro que quieren uno pero poco más, la gran mayoría desconoce la cantidad de tipos que existen y el que necesitan o les puede ir bien. A través de este artículo intentaré orientaros, a hombres y mujeres,  cómo poder comprar un vibrador y que se ajuste al máximo a las necesidades que uno pueda tener, ya que es un tema muy personal y lo tiene que decidir uno mismo.

Lo más importante: la calidad del material

bala-diablo

Para las diabluras en la cama. | Fuente: Factormujer.com.

Hemos de tener claro que, sea cual sea el juguete que compremos, ha de estar fabricado con un material poco poroso, que no produzca alergias y sobre todo que no libere Phthalates (de esto hablaré próximamente ya que es un tema muy importante). Para mí, el mejor material que existe actualmente en juguetes eróticos es la silicona médica, es un material que muy raramente genera problemas de alergia y/o picores. Existen distintos tipos de materiales y muy variados como glass, metal quirúrgico, cerámica, jelly, látex, ABS, PVC, TPE, TPR, madera…

Funcionalidad

Lo segundo que nos debemos preguntar es el uso que le vamos a dar o queremos darle a este juguete. Estimulación externa: si queremos únicamente jugar con nuestra  pareja para estimular clítoris o zonas erógenas (él/ella). Suelen ser juguetes ideales para introducir como novedad en la pareja. Algo discreto que podrás llevar siempre y sacarlo sin que la pareja se asuste.

Estimulación vaginal: vibradores rectos o curvados (para  estimular el punto G femenino) que servirán para estimular la zona vaginal y simular la penetración.

Estimulación vaginal/clítoris: juguetes dobles, la parte larga se introduce en vagina y la corta queda fuera estimulando el clítoris a la vez. Tienen doble motor y vibran tanto dentro como fuera. Estos juguetes, a pesar de que se ven más aparatosos, son los que suelen gustar más a las mujeres ya que permiten poder simular la penetración a la vez que estimulan el clítoris produciendo orgasmos más intensos en la gran mayoría de mujeres.

Estimulación anal: serían vibradores pensados para hombres,  suelen tener una curvatura para incidir sobre la zona de la próstata y así producir mayor placer. Son muchos los hombres reticentes a probar este tipo de estimulación pero, los que finalmente se atreven, sienten unos orgasmos mucho más intensos y placenteros. ¿Sabías que un hombre puede tener una erección total tan sólo presionando sobre la zona prostática?

estimulador-hugo-hombre

Los chicos también pueden vibrar. | Fuente: Factormujer.com.

Dilatación anal: lo más importante de estos juguetes es que  empiecen en punta y vayan, poco a poco, aumentando de tamaño. Estos juguetes se utilizan para dilatar el ano y prepararlos para una penetración anal sin dolor.

Queremos jugar con la pareja sin renunciar a la penetración: existen unas pinzas que se introducen en la vagina dejando una parte externa que estimulará el clítoris. La parte interna es tan fina que permite que exista penetración mientras la mujer la lleva puesta. Es uno de los juguetes más utilizados por las parejas, además se pueden utilizar para llevar unas braguitas vibradoras control remoto.

Potencia regulable

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la potencia del juguete, es muy recomendable que el juguete tenga distintos tipos de intensidad en la vibración y/o que sea regulable la intensidad de cada modo de vibración.

El tamaño

El gran dilema. Por mi experiencia, si es el hombre el que ha de escoger el tamaño (para una mujer) normalmente se lleva uno bien grande, pero realmente no es necesario un gran tamaño a menos que sepamos que los gustos de nuestra pareja son así claramente, es más, si escogemos un tamaño grande la mayoría se asustará. ¡Hacedme caso!

El tamaño no ha de ser necesariamente grande ya que, si hablamos de estimulación  vaginal, las terminaciones nerviosas de la vagina están en la entrada por lo que con un  pequeño vibrador será suficiente para estimular dicha zona. Además la mayoría de mujeres llegan mejor al orgasmo con una estimulación únicamente clitoriana o unida a una vaginal.

Si hablamos de un tamaño de estimulación anal es importante que siempre empiece finamente y vaya aumentando progresivamente (si queremos preparar el ano para una  penetración) o tenga la curvatura  para estimular la zona de la próstata, en este tipo de estimulación el tamaño tampoco importa.

Un último consejo sobre el vibrador

Recomiendo siempre el uso de lubricante base agua con los vibradores. De hecho el  lubricante lo aconsejo siempre, sí siempre. Sé que muchas personas dicen no necesitarlo pero la mayoría de parejas aumentan la sensación de placer aplicando un poco de lubricante de alto rendimiento en sus relaciones (eso sí, ha de ser de buena calidad, por que si no entorpecen). Y con la introducción del vibrador es totalmente necesaria, ya que la fricción no es la misma y por muy suave que sea el juguete siempre será necesario para sentir el placer máximo.

Autora: Miriam, de @Factormujer, especialista en productos sexuales.

Imagen de portada: Factormujer.com.