Phthalates – Ftalatos ¿Qué son y cómo nos perjudican?

“Quiero vender calidad y juguetes bonitos”. Ese fue mi primer pensamiento cuando en el 2006 decidí crear una tienda erótica. Mi idea era huir de esos productos que vendían en los Sex Shops, por eso quería abrir una tienda, para decirle a todo el mundo que los juguetes eróticos no son algo oscuro, sino que nos ayudan a mejorar la sexualidad y a disfrutar también en pareja.

Factor Mujer, ese fue el nombre de la marca que decidí para transmitir que los Sex Shops habían dejado de ser algo opaco y masculino. Las mujeres y las parejas también necesitan y quieren juguetes, pero sin renunciar a la calidad y al diseño bonito. A ello me dispuse pero, la verdad, al inicio de la actividad me era muy difícil encontrar juguetes. Existían pocas marcas que cuidasen la calidad y diseño: Fun Factory, LELO, Bijoux Indiscrets, Shunga... y poquito más.

La silicona, el glass o el metal eran materiales poco usados y vendidos en España. Afortunadamente eso ha ido cambiado, pero evidentemente hay muchos sitios, sobre todo en los  Sex Shops cerrados, donde siguen vendiendo juguetes de baja calidad; esto se debe a que pueden obtener mucho más margen en la venta, aunque ojo porque esto puede afectar a nuestra salud.

Os explico: al poco tiempo de arrancar e ir seleccionando juguetes, me di cuenta de que algunos olían mal (un olor muy fuerte y poco agradable); además en ciertos juguetes se indicaba que estaban libres de phthalates, fue entonces cuando descubrí los phthalates o ftalatos… Pero, ¿qué son los phthalates? Los phthalates o ftalatos son sustancias químicas que se añaden a los plásticos para poderlos hacer flexibles y poder así modelarlos o conseguir que queden más blandos.

124141561_2f7d2bbe3c_z-640x240

Es importante disfrutar sin poner en riesgo la salud, sin ftalatos . | Fuente: Entretentecon.es

Existen unos 25 tipos comunes de phthalates, algunos más peligrosos que otros, pero todos tóxicos para el cuerpo humano. ¿Dónde se encuentran estas sustancias químicas? Desde el 2005 en Europa existe una regulación en el sector de los juguetes de niños y en productos de puericultura. No dejan fabricar productos con los ftalatos más contaminantes, y en los que se ha demostrado que son perjudiciales para la salud.

Sin embargo, por desgracia, en el resto de sectores NO está ni regulado ni prohibido su uso, por lo que podemos encontrar phthalates en: tapers, cremas, esmaltes de uñas, pegamentos, plásticos de todo tipo, juguetes sexuales (en estos productos es donde más ftalatos se utilizan, seguramente por ese ocultismo que tiene este sector ) etc.

Libre de BPA (bisfenol) o phthalates, eso es lo que suelen indicar los fabricantes en los productos que no contienen estas sustancias tóxicas, pero apenas lo vemos indicado si salimos del único sector donde está regulado, la puericultura. Greenpeace lleva mucho tiempo luchando para que esta regulación sea extensible al resto de sectores, pero aún no ha sido posible.

¿Cómo se absorbe el Phthalate? Los ftalatos se absorben a través de la sangre sin darnos cuenta, conforme estamos más expuestos a ellos la sangre tiene mayor concentración de phthalate. A mayor concentración, más posibilidades de tener alteraciones perjudiciales para la salud. Se han hecho estudios, por ejemplo, en mujeres embarazadas mediante analíticas y se ha demostrado que existen alteraciones hormonales que pueden perjudicar en ciertos aspectos durante la formación del feto.

¿Cómo evitarlo en los juguetes sexuales? Al no estar regulado, en los juguetes sexuales si queremos estar 100% seguros de que el juguete no esté fabricado con phthalates es necesario comprar un juguete de un material distinto al PVC o plástico, como silicona (la más recomendada), glass, acero o cerámica.

juguetes-sexuales

Es necesario comprar un juguete de un material distinto al PVC o plástico, que no tenga ftalatos. | Fuente: Abcdelbebe.com

No obstante, hoy en día fabrican tipos de plástico como el ABS que son más estables y no liberan las sustancias tóxicas del ftalato, aunque al no estar prohibidos pueden haberlos mezclado. De todas formas, el fabricante suele indicar si son libres de phthalates, asimismo  si el juguete es de buena calidad ya no suelen llevarlos, sobre todo si se ha fabricado en Europa.

Si aún así tenéis dudas de que contenga phthalates, siempre podéis usar un condón para evitar que el ftalato entre en contacto con vuestras mucosas y pase a la sangre.

Conclusión: el phthalate es algo que mucha gente no tiene en cuenta por desconocimiento, pero es importante que el juguete sea libre de phthalates para evitar que nuestro cuerpo se contamine con esta sustancia. Se ha prohibido en el sector de la puericultura, pero no en otros sectores; por lo que si la tienda erótica no tiene en cuenta esto, es posible que pueda vender juguetes que desprendan esta sustancia.

Como consejo final: para evitar esta sustancia se recomienda comprar juguetes de silicona, glass, acero quirúrgico, cerámica, ABS, etc. ( es decir, cualquier material que no sea PVC/plástico) y si tenéis dudas, ¡podéis usar un condón con el juguete! Recordad que podéis contactar conmigo ante cualquier duda que tengáis. ¿conocías los ftalatos o phthalates?

Autora: Miriam, de @Factormujer, especialista en productos sexuales.

Imagen de la portada: @factormujer