Más el amor y menos la guerra

Hoy en El Sexo Mandamiento queremos unirnos al apoyo demostrado a las víctimas y los familiares, y en conjunto con el colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero (LGBT). El domingo fue un día que tardaremos en olvidar, pues  en Orlando (EEUU) alrededor de las dos de la madrugada comenzaba la peor matanza terrorista desde el 11S en el país del tío Sam.

Se vivieron tres horas de sufrimiento, miedo y dolor. Tres horas de martirio desde que Omar Mir Sediq Mateen entrara en el Club Pulse, donde se celebraba una fiesta de Orgullo Latino, armado con un fusil de asalto AR-15 y una pistola. Cincuenta personas fueron asesinas y más de medio centenar están hospitalizadas. Dos días después de este acto de terrorismo, el mundo sigue conmocionado ante esta barbarie.

Pero por desgracia esta no es la primera vez que la comunidad LGTB sufre un ataque de estas características, desde hace siglos hombres y mujeres han sido perseguidos y condenados a muerte por su orientación sexual. ¿Echamos la vista al pasado?

En 1730 destaca la brutalidad de la ‘campaña’ de persecución a los homosexuales que se llevó a cabo en los Países Bajos, donde se ordenó la detención de cientos de hombres para su posterior ejecución. Años después, con el fascismo y el nazismo, comenzaría de nuevo la represión y el acoso a través de leyes inhumanitarias y su encarcelación en campos de concentración. Alrededor de unas 15.000 personas estuvieron encerradas en estos campos, donde se les quiso diferenciar a través de un distintivo que visualizaba un triángulo invertido de color rosa.

El distintivo con el que se señalaba a una persona homosexual. | Fuente: Gaytafe.org.

Si nos movemos históricamente un poco más cerca, en España durante el Franquismo se modificó la Ley de vagos y maleantes con el objetivo de separar e internar a todas aquellas personas con ‘comportamiento gay’ en colonias agrícolas vigiladas, colonias que eran realmente campos de concentración donde se maltrataba y se explotaba a los detenidos.

En este mismo momento temporal en EEUU se producían constantemente redadas en locales de ambiente gay con el objetivo de ‘reducir’ la presencia de esta comunidad en Nueva York. En uno de estos clubes, en Stonewall, el 28 de junio del año 1969 se produjo un nueva oleada de detenciones policiales. Lo que no se imaginaban los cuerpos de seguridad es que la comunidad LGBT respondería masivamente a través de un levantamiento en defensa de sus derechos. Un año después de los conflictos se organizó la primera marcha del Orgullo Gay.

En la actualidad este colectivo sigue estando amenazado y perseguido a través de grupos terroristas radicales que utilizan la religión como excusa; y por gobiernos que mantienen leyes autoritarias que van en contra de los Derechos Humanos. Es el caso de la pena de muerte en países como Afganistán, Irán, Pakistán o Arabia Saudí.

Desde El Sexo Mandamiento además de solidarizarnos y condenar la violencia, queremos defender la libertad, el respeto y la tolerancia. Es importante que todos trabajemos para construir una sociedad y un mundo más humano y más igualitario, donde el amor siempre sea la base. ¡Hagamos más el amor y menos la guerra!

Imagen de portada de Pixabay.com.