Voluntariado sexual: ¿y tú, colaboras?

Autora: Marta Molas, de amantis.net. (Publirreportaje)

Si lees a menudo El Sexo Mandamiento seguramente es porque la cuestión erótica y sexual te interesa muy mucho. Y quizás, también, sabes bastante sobre todo este mundo. Incluso puede que seas un profesional del erotismo. Y puede que seas una persona generosa, abierta y atenta para con los demás, que te encanta ayudar y hacer un mundo mejor y alguna vez te has plateado: ¿en qué podría yo ser útil? Pues si estas dos premisas se cumplen: te interesa la sexualidad + quieres ayudar a la sociedad, ¡te contamos qué opciones tienes!

Prevención y formación

En nuestro país existen un sinfín de asociaciones y ONGs dedicadas, de alguna manera u otra, a la sexualidad. Y muchas de ellas realizan formaciones, talleres y charlas en temas de prevención de riesgos sexuales y de construcción de una sexualidad sana y placentera. Si estos temas te interesan, no dudes en acudir a este tipo de organizaciones para presentarte como voluntario.

Muchas de ellas funcionan gracias a personas que cómo tú, pueden dedicar cierto tiempo y ciertos recursos a la divulgación y la formación. Entre estas organizaciones, encontrarás muy variados tipos: asociaciones de familiares, centradas en la prevención del VIH, o en una problemática concreta, organizaciones LGTBI, etc. Son los casos, por ejemplo, de Stop Sida, Médicos del Mundo, Fundación RANA, COGAM

Ayuda en una organización

Si la formación no es lo tuyo, pero tienes ganas de colaborar, puedes hacerlo de una manera más festiva. Por ejemplo, cada año los organizadores del PRIDE buscan voluntarios que quieran colaborar durante los días que dura el evento. Para atender a los stands, para organizar las diferentes actividades, para coordinar proveedores, para atender a los asistentes… Es una forma bonita de ayudar, pero también de conocer gente y de pasárselo bien, ¡y en una continua fiesta!

PRIDE Barcelona busca voluntarios cada año. | Fuente: YouTube.com.

PRIDE Barcelona busca voluntarios cada año. | Fuente: YouTube.com.

Y como este ejemplo, muchos otros: en España se realizan un montón de festivales, encuentros y quedadas alrededor de la sexualidad. Documéntate y elige aquello que más te guste… Y proponte para ayudar: ¡seguro que serás muy bien acogidx!

Asistencia sexual

Y si estás dispuestx a ir un paso más allá e implicarte físicamente, debes conocer el término «asistente sexual». Se trata de personas voluntarias que asisten a hombres y mujeres con diversidad funcional que no puedan satisfacerse sexualmente por sí mismas.

Tandem Team Barcelona puso en marcha ya hace unos años el primer protocolo para la promoción y facilitación de la asistencia sexual. El programa se llama Tandem Intimity, y sirve de puente entre las personas que quieren recibir y ofrecer asistencia sexual. Para ello, se han fijado en el modelo belga y holandés, y se basan en una selección personalizada de usuarios y asistentes, a los que ponen en contacto y que luego llegan a los acuerdos que libremente decidan.

Entre estos acuerdos figura el establecer los límites a los que están dispuestos a llegar (caricias, masturbación, coito…), tipo de discapacidad (física o psíquica), edad del usuario y, sobre todo, la motivación. En Barcelona también existe otra organización, Sex Asistent, que a su vez está trabajando en la configuración de una formación específica del asistente sexual.

Donación

Y si la implicación no puede ser física ni de tiempo, quizás debas pensar en la donación. Tanto si eres una empresa como un particular, cualquier donación económica o en especies será bienvenida. Por ejemplo, desde amantis colaboramos a menudo con Médicos del Mundo, cediendo juguetes que ya no venderemos y que pueden servir para los talleres en sexualidad que la ONG imparte.

También puedes ser voluntario donando juguetes eróticos. | Fuente: Pixabay.com.

También puedes ser voluntario donando juguetes eróticos. | Fuente: Pixabay.com.

Asimismo, para el día 1 de Diciembre, Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, en amantis recogemos fondos, a través de la venta de ciertos productos, para donarlos a organizaciones que luchan por la erradicación de esta enfermedad. En 2015, la donación fue para Stop Sida. Y cómo estos ejemplos, miles.

¿A quién te gustaría ayudar? Solo hace falta que pienses o busques un poco, te pongas en contacto con tu organización más afín, y busquéis una vía para colaborar que os vaya bien a ambas partes. Y ¡ya serás un voluntario sexual!

Imagen de portada: Amantis.net.