Los amigos que perdí

Estoy unos días en la playa, rematando los flecos que le quedan al verano y ya de paso haciendo unos negocios con unas plantaciones de setas alucinógenas. Total, como ahora está de moda todo lo bio y lo eco, pues eso, voy a ver si puedo poner en el baño de casa una plantación. Las setas necesitan humedad y mugre para crecer. Y en casa, lo que se dice limpiar, limpiar, no limpiamos mucho. Vamos, que somos más bien espesitos. Más espesos que la corrida de un morlaco de Huelva.

Hablando de casa, estoy aquí con mi primo Vladimir, que como es siberiano sabe mucho de plantas y musgos y líquenes de esos de la tundra, y estoy pensando que desde que vino a Madrid y conoció a mi compañera Eba Kanal anda gilipollas. Ya no me habla ni de métodos de tortura, ni de armas, ni de explosivos caseros. El muy maricón anda todo el día con una de esas balalaikas dando por culo, cantando canciones tristes y bebiendo vodka casero. Ya ni juega al baloncesto conmigo. Mierda de tío.

Leer ‘La familia’, por Joseba Kanal

A mí me da que la lagarta de Eba le ha puesto su coño de cianuro en la puta cara, y me lo ha envenenado. Ya me estoy viendo el invierno que me espera con el primo en casa. Lo veo venir. Lo estoy viendo. Si es que no se la puede dejar sola. Da más guerra que Oriente Medio. La tía. Modelo y filósofa. Y los cojones 33 también.

Con lo de las plantaciones de hongos alucinógenos me ha pasado igual. Me han venido a la memoria todos los amigos que perdí. Todos eran muy alucinógenos y eso. Como los hongos. Tormentas de arenas y agujeros negros.

Leer ‘Conociendo a Eba’, por Eba Kanal

Y es que, cuando te pasas un tiempo explorándole a un tío el ojete, también le exploras la mente. La reflexología anal es lo que tiene. Además de ser una ciencia milenaria, reconocida en la medicina tradicional china, es un método de relajación muy efectivo. Altamente recomendable, las terminaciones nerviosas del ojete están directamente relacionadas con las neuronas cerebrales. Vamos, que depende de cómo le trabajes el ojete a un tío, le estás trabajando el cerebro también. Científicamente demostrado. Que se lo pregunten a los votantes de Mariano, que cuánto más les dan por el culo, más felices son.

Recuerdo un pre novio que tuve. Un año trabajándole el ojete, que no el corazón. No hay que confundir el ojete con el corazón, ambos son susceptibles de ser rotos. Pero no conllevan las mismas implicaciones, a uno le pueden romper el ojete muchas veces en la vida. El corazón con que te lo rompan una vez ya es suficiente. Eso sí, ya nada es igual después de que te rompan el ojete y el corazón. Y sí te rompen ambas cosas a la vez, date por jodido y vete buscando un buen psiquiatra.

El corazón con que te lo rompan una vez ya es suficiente

Pues eso, que un año trabajándole el ojete para darme cuenta de que no sirve de nada trabajarle el ojete a un tío si antes no le has trabajado el corazón y, en el fondo, te importa una mierda verle amanecer. Cuando no tienes el menor interés en ver amanecer a un tío, es que te importa una mierda. Y es que, no hay que confundir el ojete con el corazón. Ambos son músculos con la capacidad de bombear. La diferencia es que uno bombea sangre, y el otro mierda. Tal cual.

elephant

Por cierto, me llamo Joseba.

PD: Nicky no para de decirme que aún no he superado la fase anal. Está fatal de lo suyo y eso.

Autor: @josebakanal. 
Fuente de la imagen de portada: Reddit