Es por salud: di no al sujetador

Seguro que muchos de vosotros habréis visto alguna serie mítica de la década de los 90’, como por ejemplo FriendsSex in the City (Sexo en Nueva York). Seguro que también muchos recordáis  que alguna de las protagonistas, o todas, no llevaban puesto el sujetador. Y es que desde hace varios años se ha observado una evolución en el look braless (sin sujetador) entre las mujeres de todos los rincones del mundo. Muchas féminas han decidido abandonar esta prenda íntima a veces tan incómoda, a veces tan sexy, por diferentes motivos que se recogen desde el punto de vista estético, hasta el ideológico o por cuestiones de salud.

Hoy en El Sexo Mandamiento nos centraremos en los pros y los contras que supone llevar puesto un sujetador para nuestro cuerpo, ¿Cuánto de beneficioso es utilizar esta prenda para las mujeres? ¿Puede afectar llevarlo puesto durante todo el día a nuestra salud?

breast-1354653_1920

Los pechos se merecen un especial cuidado y mucha atención respecto a nuestro bienestar. | Fuente: Pixabay.com.

En lo referente a su utilización, muchos médicos han a llegado relacionar el uso del sujetador con el cáncer de Mama. La explicación científica se basa en que la comprensión del sujetador a los pechos podría dificultar la circulación y que esto provocara la liberación de ciertas toxinas que acabarían acumulándose formando quistes, nódulos o un tumor cancerígeno.

Otra de las preocupaciones de su uso tiene que ver con el efecto de calor que ejerce sobre las mamas ya que también puede derivar en algunos de los problemas de salud citados anteriormente. Cuando los pechos no llevan ningún tipo de sujeción, al mover el cuerpo, estos además realizan lo que se conoce como un ‘masaje natural’ que permite una mejor circulación.

Asimismo a través de un estudio francés publicado por la Universidad de Franche-Comte de Besancon en 2013, se pudo comprobar que llevar sujetador además no te mantiene los senos más erguidos. El director de este proyecto científico fue el médico y profesor Jean-Denis Rouillon que afirmó que durante el estudio pudo observar como en aquellas mujeres que no lo llevan puesto en su vida cotidiana ‘tenían los senos más firmes y las estrías se desvanecían’. Los mitos sobre que el sujetador puede vencer a la gravedad y  que si no usas esta prenda los pechos se te caerán antes, son por lo tanto falsos.

Es importante reconocer que cada mujer tiene un tamaño diferente de pecho, y que dependiendo de esto podrá elegir más abiertamente el uso o no uso de esta prenda. En el caso de mujeres con una talla grande el no llevar los senos recogidos puede convertirse en un auténtico fastidio y dificultar hasta los aspectos más simples de su vida diaria. El llevar o no llevar sujetador debería ser siempre una decisión propia de cada hembra. Por último, recordar la campaña #FreeTheNipples que sirvió y sirve como ejemplo de reivindicación, una vez más, de una de las partes más hermosas de nuestro cuerpo humano.

Imagen de portada: pixabay.com.