Las inesperadas erecciones espontáneas

Típico día aburrido en clase o en el trabajo. Típico viaje anodino en transporte público. Típica sesión de deporte. Típico rato en el sofá. Todas estas actividades, y muchas más, cuentan con un parámetro común en la vida del hombre: de repente, sin avisar, pueden aparecer erecciones. 

Sin motivo sexual aparente o sin excitación que ponga la maquinaria en funcionamiento, el pene empieza a ponerse erecto y trae consigo una situación bastante incómoda en su propietario. Los más agonías pueden preguntarse con temor si sufren algún tipo de adicción o si tienen alguna clase de problema, de modo que es de recibo espantar estos miedos.

Erecciones como vía de oxígeno

El miembro viril trabaja a base de oxígeno y de la circulación sanguínea, al mismo tiempo que cuenta con unas pequeñas cavidades cavernosas que se hinchan cuando la sangre las llenan. Este proceso no tiene lugar solamente en la antesala del sexo, sino que también ocurre sin causa aparente, y es saludable.

¿Nunca has tenido una erección en transporte público? Fuente: Wikipedia.org.

¿Nunca has tenido una erección en transporte público? Fuente: Wikipedia.org.

La noche es el principal momento en el que el pene incrementa su tamaño, pues se calcula que en la fase del sueño tienen lugar entre dos y cinco erecciones, sin que sea estrictamente necesario un sueño erótico como justificación. Esta oxigenación del pene es muy beneficiosa, ya que mantiene engrasado el flujo sanguíneo hacia esta parte del cuerpo.

Por otro lado, la súbita aparición de la erección es una muestra de juventud, de salud y de vigor sexual. Su principal protagonismo tiene lugar durante la adolescencia, fase en la que la chavalería es un batiburrillo de hormonas y el sexo se impone como uno de los pilares de su pensamiento y de su actuar, y este fenómeno en el pene es síntoma de un correcto estado cardiovascular y eréctil, un factor que cuando se llega a la edad adulta puede ser preocupante.

De hecho, uno de los síntomas de que algo no va bien en el aparato reproductor masculino es no tener esta clase de sorpresas. Los tejidos esponjosos del pene suelen atravesar por este mecanismo una media de once veces al día, y es que cuando no ocurren se acaban echando de menos, puesto que pueden significar problemas a la hora de la verdad.

A todos nos puede pasar

Uno de las muestras de que la sociedad señala con el dedo aspectos sexuales que les ocurren a los famosos tanto como a ellos es la aparición de algunas erecciones en un momento incómodo. Cuando un Piquetón salta a las primeras planas de las revistas o las cámaras apuntan a cierto mástil levantado, no dejan de reflejar aspectos ordinarios de la vida de un hombre.

No es negativo, sino todo lo contrario, que en plena cola del supermercado sea tu cola la que decida asumir protagonismo. Llegará el día, crucemos los dedos para que no, en el que las erecciones no tengan presencia ni por la noche ni en cualquier otro momento, y eso sí que será preocupante. Hasta entonces, a darse cuenta de que no pasa nada raro… y a intentar aprovecharlas.

Imagen de portada: Wikipedia.org.
One Comment

Comments are closed.