El Sexo Mandamiento desnuda los bulos sexuales

El sabelotodismo que impregna Internet, los todólogos y sus vastísimos conocimientos del mundo y la infoxicación que lamentablemente provocamos incluso los medios de comunicación llevan a hacer creer que las más burdas mentiras son verdades universales. Lo mismo ocurre con el sexo, que tiene arraigados unos bulos que desde El Sexo Mandamiento nos hemos encargado de desmentir en nuestro segundo programa de la cuarta temporada.

Tras un repaso a la actualidad sexual, con cuestiones realmente interesantes y otras más propias del anecdotario, fue turno de arremangarse para desmitificar ciertas creencias populares. Juan Navarro, en calidad de persona de dos metros, alzó la voz para afirmar que la Teoría de la L tenga fundamento alguno, así como para anular otros falsos postulados sobre el tamaño del pene.

Alba Puerto, en su segunda presencia radiofónica en este mandamiento sexual, se metió de lleno en el ámbito de la menstruación. No, la regla no hace que se marchiten las plantas o se corte la mayonesa, por mucho pseudoestudio que se hiciera en busca de comprobar este pensamiento.

Una voz ya conocida en temporadas anteriores, la de Dani Martínez, se encargó de certificar que la masturbación no deja ciego ni provoca un intenso acné: se trata de meros bulos. A esta información la acompañaron técnicas que circulan en busca de detener el impulso onanista, desde hacer flexiones o ducharse en agua fría.

No podía faltar el eterno retorno, cual Nietzsche hablando de sexo, del debate sobre quién siente más deseo sexual: ellos o ellas. Queda claro que todos tenemos capacidad de deseo carnal pero que cada persona es un mundo. Por último, Dani trajo consigo unos supuestos efectos secundarios de la masturbación, como supuesta aparición de pelo en las manos por exceso de culto a Onán o pérdidas de la capacidad de los espermatozoides.

En cuanto al juguete erótico de la noche, desde Factor Mujer presentaron el clonador de penes. Este producto es idóneo para moldearlo en pareja, darle un toque de morbo extra a nuestras relaciones sexuales y ayudar a aquellos hombres que recelan de estos artículos a irse acostumbrando a ellos y a no sentirse sustituidos, ya que en el fondo es su pene el que la mujer utilizará en sus momentos íntimos.

Bajo la magistral asistencia técnica de Toni Marqués y Maxi Adeva -por no hablar de sus apuntes desde su romántica pereza-, The Royal Flash nos ayudó a despedir la velada. Además de provocar que muchos labios fueran mordidos, estos chicos confirmaron que El Sexo Mandamiento tiene algo que todos tenemos: ganas de hablar de sexo y, en esta ocasión, eliminar bulos sobre la sexualidad para que sigamos disfrutando de ella sin temor a, por ejemplo, la ceguera.

¡Ah! ¡Que se nos olvida! Además de escucharnos, ahora nos puedes poner rostro y seguir el programa en streaming. Quizá perdamos escuchantes por desvelar nuestra cara detrás de la voz, pero aquí podéis elegir entre el vídeo y el podcast para eliminar los bulos sexuales que tienes inculcados.