El Sexo Mandamiento descubre la inteligencia sexual

¿Eres inteligente? ¿Eres sexual? Ojalá que la respuesta sea afirmativa en ambos casos, pero lo cierto es que la combinación de ambas, la inteligencia sexual, es la responsable de prestar un componente añadido a la sexualidad colectiva e individual para disfrutar con intensidad de este mundillo.

Para abordar de la mejor manera posible una cuestión tan importante como compleja, El Sexo Mandamiento cuenta con la visita de María Esclapez, que con su libro Inteligencia sexual pretende que normalicemos este concepto en las relaciones sexuales y en nuestra propia vida íntima. Con su compañía desentrañamos una noción muy interesante y ratificamos que lo más importante del sexo está entre las piernas.

Tras comenzar con las noticias más recientes del mundo, tanto Juan Navarro como Alba Puerto tratan con una sexóloga, sex teacher, sex blogger y escritora, alguna de sus especialidades entre muchas otras materias de conocimiento. Aunque ella lo asegura, no solo ha venido a hablar de su libro, sino de la inteligencia sexual y de cómo la formación sobre sexo requiere constancia y entusiasmo.

Por cierto, no es lo mismo ser sexólogo que ser follólogo. No es lo mismo que te guste tener sexo a hablar con propiedad de la materia, sino que es preciso hacerlo desde una perspectiva seria y profesional. De vuelta a la inteligencia sexual, la psicología y el comportamiento social es el primer paso para ver cómo disfrutamos de nuestra sexualidad pese a que ni en las escuelas o en las universidades se presenta de una forma natural y acorde al peso que merece.

“¿Por qué algo que es natural como el sexo lleva tanto estigma y connotaciones negativas?”, se pregunta Esclapez, para destacar que el sexo no merece una etiqueta negativa. Como bien saben los compañeros de la mesa, la mejor manera de presentar esta materia es normalizarlo y seguir abriendo horizontes.

En un episodio más del orgasmo radiofónico, nuestros escuchantes nos han mandado sus dudas y cuestiones para que con la ayuda de María sean resueltas. Por un lado, la inteligencia sexual española mereció una explicación que no nos deja en buen lugar. También salieron a colación las siempre odiosas comparaciones entre culturas.

En otro orden de cosas, el peligro de un sexo oral sin la protección ni la precaución adecuadas puede ser todo un riesgo. Esta cuestión fue resuelta para que el escuchante que nos la mandó sepa bien qué hacer cuando decida disfrutar de esta vertiente del sexo.

¿Necesitas más motivos para incrementar tu inteligencia sexual? Dale al reproductor y encuentra un concepto que va a variar por completo tu forma de entender este complejo y emocionante mundo del mete-saca.