Juegos sexuales con El Sexo Mandamiento

Cuando El Sexo Mandamiento coincide sus programas con la celebración de San Valentín pasan cosas. Si en la temporada anterior abrimos el melón del eterno debate entre el sexo y el amor, en esta damos por hecho que, haya lo que haya, hay que variar y disfrutar de cosas nuevas. Los juegos sexuales son, por tanto, los protagonistas de la velada.

Los juegos sexuales han llegado a nuestras camas y a nuestras emisoras para que San Valentín no se quede solamente en una cena cuqui y un polvete normal y corriente. Para ello el equipo de El Sexo Mandamiento redescubre las barajas de cartas, los dados, las aplicaciones telefónicas o incluso el Twister para poder pasárnoslo muy bien a la par que disfrutamos del asunto.

Cleto, siempre preparado para darle una vuelta de tuerca a los juegos de toda la vida, convierte este juego de poner partes del cuerpo en un mantel con colorines en una alfombra sexual para que la ruleta que lo acompaña decrete roces y posiciones muy excitantes. La consigna, en primer lugar, es que haya consenso de los participantes. A partir de ahí vale todo.

No se escapa un clásico como el strip-póker, pero no solo consiste en la cosa en quitarse prendas, ya que también puede haber varias personas y hacer negociación con la ropa. Que no se nos olvide que los juegos sexuales sirven para llevar a cabo, con la excusa de seguir las normas, prácticas que quizá no nos atreveríamos a hacer.

Alba, por su parte, rompe kilómetros a través de las aplicaciones y los recursos para que la distancia no sea sino un acicate para disfrutar de San Valentín -o lo que sea- con la mejor de las excitaciones. Que si webcams, que si ver películas al mismo tiempo, que si contar pensamientos impúdicos por calles que ambos conocen… el caso es que podemos divertirnos y mojarnos sin contacto físico.

Teoría y práctica en juegos sexuales

En cuanto a Juan, llegó con él la práctica más que la teoría. Para abrir el asunto, destacar las 10 actividades sexuales que más gustan a los españoles, y entre ellas elegir juegos sexuales a través de un dado y una baraja. El dado nos ofrece posturas sexuales para ir rotando con la compañía, y ya el juego puro llegó, cual casino lúbrico, con las cartas de póker.

Sistemas de roles, minutos de sexo activo, castigos y premios a partir de los palos de las cartas y mucha imaginación para disfrutar. ¿Necesitas más motivos para ponerte a disfrutar de los juegos sexuales? Te lo damos en forma de música.

María Cuenca, voz del dúo Onira (y amiga de la infancia de Juan), presenta Casiopea, un fondo musical del que disfrutar para ir generando ambiente o, incluso, acompañar los juegos que se decidan practicar. Puta, su versión incomparable del tema de Extremoduro, es una de nuestras recomendaciones.

¡Disfruta de El Sexo Mandamiento! Dale caña a San Valentín, a tu rutina sexual y ábrete a estas divertidas opciones de redescubrir tus opciones sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *