Las diferencias entre tus dos colegas

Testículos, huevos, criadillas, bolas, cojones…  estas glándulas tienen casi tantos nombres como los que Leonardo Dantés dio a su alargado y simpático compañero. Son muy a menudo los grandes olvidados en las relaciones sexuales y también en las autoexploraciones que todo varón debe hacerse por salud. Opacados por la atención que recibe el pene a menudo olvidamos algunos datos, ¿Por qué uno cuelga más que el otro? ¿De donde viene la diferencia en su tamaño?

Aunque los caballeros suelen estar más acostumbrados a las diferencias que puede haber entre sus dos joyas de la corona, es recomendable que las féminas se informen para evitar posibles sustos. La media testicular en un adulto es de entre 4 y 6 cm de longitud y 2 y 4 de anchura, aunque no causen dolor un tamaño superior y fuera de lo normal puede ser sinónimo de enfermedades como hidrocele, varicocele, tumores o quistes, por lo que es recomendable consultar con un médico.

Los testículos producen testosterona a través de las células de Leydig y espermatozoides, que suelen tardar unos 74 días en madurar por completo. Otra de sus particularidades es que no están a la misma altura, uno siempre se encuentra en una posición inferior al otro. Alrededor de 65% de los testículos izquierdos está ligeramente más bajo que su compañero. Un estudio francés atribuye esta característica a la alimentación de los mismos, cada uno bebe de vasos sanguíneos de diferente grosor y longitud, lo que hace que el izquierdo esté también ligeramente más caliente. Por otro lado, investigaciones canadienses atribuyen esa disparidad a la evolución, es decir, que los humanos pasasen a ser bípedos provocó que uno de los huevos descendiese un poco para evitar que se golpeasen entre ellos al correr. Sea como fuere, la diferencia entre los gemelos ha traído siempre de cabeza al ser humano, algo que se puede apreciar hasta en el David de Miguel Ángel.

Fuente: El Español

 

Al igual que los senos femeninos, los testículos no son simétricos y uno suele ser más grande que el otro. El izquierdo es también entre un 7% y un 10% más pequeño que el derecho. Algunas teorías relacionan esta diferencia con la misma entre diestros y zurdos, la asimetría cerebral y la mayor habilidad de un lado del cuerpo respecto al otro. ¿Debería preocuparme por la diferencia entre mis testículos? Evidentemente no, si han mantenido siempre el mismo tamaño. Por supuesto, el Sexo Mandamiento no es un medio médico, se recomienda palparlos a menudo y acudir a un especialista ante cualquier señal alarmante.