Enfermedades digestivas y el sexo: celiaquía

No poder disfrutar de la cerveza bien fría que tus amigos están tomando en el bar sin que te siente mal. No poder compartir una pizza sin que se te hinche la barriga tanto que no te cabe el pantalón. Sufrir dolores de cabeza y problemas en los dientes sin entender qué ocurre. Por si fuera poco, los celíacos no diagnosticados también tienen problemas para disfrutar del sexo por culpa de su celiaquía.

Esta enfermedad genera problemas intestinales, sexuales y reproductivos.

¿Qué es la celiaquía? Se trata de una enfermedad autoinmune, por la que cuando se ingiere gluten el sistema inmunitario se activa, como si fuera un patógeno. Esto quiere decir que tiene riesgos sanitarios más allá de que al comer gluten la persona vomite o tenga una mala digestión: son riesgos como la diabetes o el cáncer.

Además, es importante destacar que un celíaco no solo debe evitar el pan, la pasta o la bollería. Debe tener mucho cuidado con la contaminación cruzada, es decir, no puede tomar alimentos que hayan estado en contacto con el gluten. Si se ha cortado el pan con un cuchillo y luego se usa ese cuchillo para cortar una tortilla, esta se contaminará de gluten.

Lo curioso y que no es tan conocido de esta enfermedad es que, además de generar problemas intestinales, conlleva complicaciones sexuales y reproductivas.

La vida sexual del celíaco

Los celíacos no diagnosticados sufren en su día a día e igualmente en su vida sexual. “Entre los síntomas que tiene la celiaquía no diagnosticada están las cefaleas, diarrea, dolor pélvico crónico y dismenorrea (menstruación dolorosa)”, explica Marta Espinosa, técnica de Calidad y Seguridad Alimentaria de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE). Y añade que “esta falta de diagnóstico podría dificultar la vida sexual de las personas a causa de estos síntomas”. En su mayoría mujeres, puesto que la enfermedad celíaca les afecta el doble que a los hombres.

Mi problema fundamental es que yo tenía heridas de ir al baño y limpiarme y mi ginecólogo no comprendía el origen de estas heridas

Una chica de 24 años que no quiere revelar su identidad asegura que “para practicar sexo hay que estar relajado y tranquilo, y eso es imposible cuando tienes dolor, la tripa hinchada o gastroenteritis a diario”. En su caso le diagnosticaron la celiaquía con 22 años, tras mostrar síntomas durante mucho tiempo.

“Mi problema fundamental es que yo tenía heridas de ir al baño y limpiarme y mi ginecólogo no comprendía el origen de estas heridas -afirma-, y yo tampoco tenía los medios para saber que no era normal, y que tenía relación con mis problemas intestinales”. Por eso considera que es importante dar información sobre los problemas íntimos que puede acarrear esta enfermedad si no se diagnostica. Asegura que estuvo un año y medio sin mantener relaciones sexuales sin dolor y lo más complicado: “Sin entender qué me pasaba, de dónde venía y cómo solucionarlo”.

Junto a la sensación de hinchazón, dolores y diarreas, los afectados pueden querer no practicar sexo porque sufren una disminución de la líbido como consecuencia del aumento de la hormona prolactina, cuenta la experta. “La hiperprolactinemia podría afectar hasta a un 25 % de pacientes no tratados”, detalla Marta Espinosa.

En las mujeres se dan anormalidades menstruales, abortos de repetición, infertilidad… | Fuente: freepik.

Asimismo, un estudio llevado a cabo por Daniela Amoruso y Carolina Ciacci, en la Clínica Federico II de la Universidad de Roma, asocia la enfermedad celíaca a la depresión. A su vez destaca que en algunos casos, se sienten “apáticos, poco interesados en la realidad y poco interesados en el sexo“.

Celiaquía y reproducción

Esta dolencia crónica, si no se trata, también afecta a la capacidad reproductora. Según la especialista, en las mujeres se dan anormalidades menstruales, abortos de repetición, infertilidad, partos prematuros e hipertensión gestacional. “La mayoría de los síntomas se relacionan con la mala absorción de los nutrientes que produce la enfermedad”, agrega.

Por su parte, en los hombres, debido a alteraciones hormonales, puede producir inmadurez en los órganos sexuales. “Se disminuye la potencia sexual y la líbido, dándose casos de anomalías en la morfología y movilidad del esperma” recalca Espinosa. Esto ocurre, en sus palabras, por los elevados niveles de la testosterona y la enzima LDH que derivan de la enfermedad.

Soluciones

La buena noticia para las personas celíacas es que todos estos inconvenientes tienen solución. “Los problemas en la vida sexual o los síntomas derivados de la enfermedad celíaca se consiguen remitir tras un tiempo siguiendo la dieta sin gluten”, resuelve Espinosa. Esta dieta es el único tratamiento efectivo para la enfermedad, explica la experta. Por eso destaca que es muy importante el diagnóstico precoz de la enfermedad.

N.d.A. Para este reportaje se intentó contactar con la Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD) pero declinaron hablar sobre sexo. Uno de los ámbitos en los que sufren las personas celíacas es en su vida íntima, y es importante que encuentren información fiable de lo que les pasa y por qué ocurre.

2 Comments
  1. Soy celiaca llevo diagnosticada desde los 17 meses de edad y es ahora con 20 años que me está causando problemas en las relaciones sexuales, sigo bien la dieta lógicamente me crié con ella, pero aún así desde hace poco más de un año me duele mucho la tripa y ya he ido a ginecólogos y no proviene de hay mis dolores, y aunque sigo bien la dieta tengo miedo de que sea la enfermedad

Comments are closed.