Sexualidad: la salud es un asunto racional, no pasional

El acto sexual implicará siempre un intercambio libre de lo que deseamos compartir…; ojo con lo que vayan a compartir, nadie querrá llevarse un mal recuerdo de lo que se supone será placentero y delicioso. La salud es un asunto racional, no pasional.

Por eso el momento erótico no es para decidir nada, te lo aseguro. El cuerpo es un territorio sobre el que se construye una red de placeres e intercambios. El sexo es un asunto de adultos y debes asumir las consecuencias de los actos que realizas, por lo que tener sexo sin protección siempre trae riesgos.

 

Condón, salud, salud sexual

El uso de los preservativos es clave para la salud sexual. | Fuente: Flickr.

Debes tener claro que no usar condón por no tener uno a la mano es una muy mala excusa. Evita estar en una relación con una persona que no respeta tu salud, no se cuida, es egoísta e irresponsable. La única persona responsable de tu salud eres tú, además, cualquier persona con una vida sexual activa puede contraer alguna Infección de Transmisión Sexual (ITS), por lo que es indispensable tomar medidas de protección.

Yo siempre aprovecho para recordar a la gente que tiene la fortuna o infortunio de estar a mi alrededor que por más que lleven un condón, si no lo usan correctamente puede tener el mismo resultado que si no lo usan, así las cosas en estos menesteres sexuales.

Salud y sexo, un ejercicio de responsabilidad

Haz un alto en el camino y observa cómo estás llevando tus decisiones sexuales y si estás tomando medidas adecuadas para preservar tu salud. Debo decirte que nunca debes fiarte de lo que la otra persona diga sobre su salud sexual, uno puede decir muchas cosas con tal de encamarse con el que tenemos en frente, hay que ser responsables de nuestro propio cuerpo y jamás dejar de usar condón.

Las decisiones sexuales no sólo se deben tomar en función del placer que se obtenga, sino también en las repercusiones que el sexo puede tener en tu vida. Las relaciones sexuales no son batallas que se ganan, sino experiencias que se construyen y se disfrutan. Qué mejor que protegerte en una relación sexual, pues esto aumenta la seguridad y la confianza, a su vez, esto ayudará a vivirla con mayor placer.

Aprendamos a ser más responsables de nuestros actos, en la medida en que tomemos conciencia de lo que implica una noche de copas y de sexo, entonces disfrutaremos en verdad lo delicioso que es vivir nuestra sexualidad con responsabilidad. En una conferencia que di para adolescentes les subrayé que, si se van a merendar a ese chico o chica, sean astutos para poder recordar ese bello encuentro con una gran sonrisa de oreja a oreja y no con lágrimas en los ojos.

Mejor prevenir que curar

Así que no anden repartiendo culpas por todas partes y hagámonos responsables, tengan listos sus condones, y si van armar una fiesta, que haya muchos globos de todos colores, olores, sabores y texturas, hay para todos los gustos y tamaños, hay que usarlos que para eso están. Es muy importante que adoptes una postura positiva ante el condón, ya que eso marca la diferencia entre salud o enfermedad, y si tienes sexo el condón no es opcional, es el único medio que tienes para prevenir el contagio de enfermedades.

Nunca me cansaré de repetir como perico que el ejercicio del sexo debe ser responsable, protegido, higiénico y por supuesto, consensuado, ya que una de las reglas del sexo es que no tienes la obligación de hacer algo que no quieres. La seguridad en el sexo es compartida, si decides no usar condón te deberás enfrentar a consecuencias que podrían no ser agradables.

Salud corporal: conoce tu cuerpo

Y además, ¿sabes qué? ¡El sexo es positivo para la salud! pero una buena salud es positiva para el sexo. La salud sexual es parte importante de la salud integral, date la oportunidad de conocer tu cuerpo, ya que sensible no sólo en la zona genital, el placer es del cuerpo completo, de mente y emociones. En el maravilloso mundo de la sexualidad se permite disfrutar de una privilegiada comunicación de sentimientos y sensaciones con otra persona. ¡Una deliciosa fuente de placer!

Así que nunca olvides que usar condón es un acto de amor a la vida, de cuidado a uno mismo y a la otra persona. La prevención sexual es consciente, previa, planificada. El sexo es placentero, pero cuando se hace con convencimiento, conocimiento y responsabilidad. Ponte buzo.

Autor: Sergio Nochebuena, periodista y educador sexual.