Striptease, un espectáculo de cine

Del inglés strip, desnudarse, y tease, tentar, nace el stripteaseun espectáculo que consiste en desnudarse en público, sensualmente, al ritmo de una canción. El striptease es una práctica donde lo visual – la luz, el baile, el cuerpo – casa con lo auditivo – la música – para convertirse en un ejercicio de placer sensorial.

Esto lo convierte en el perfecto objeto de representación cinematográfica: al cine le encanta hablar de sexo y sexualidad, más aún cuando dicha sexualidad aparece en forma de danza que termina en desnudo, con todas las posibilidades narrativas y pictóricas que esto ofrece.

Striptease Mata Hari

Mata Hari, bailarina de cabaret de reconocimiento internacional, terminaba sus espectáculos con sujetador y en una postura que le tapase los genitales. | Fuente: Wikipedia.

La cultura del cabaret y la cultura del striptease se han convertido, en parte gracias al cine, en referentes de la cultura popular. Desde detrás de la cámara se puede alterar la realidad que queda delante, y así la sordidez del strip-club se ha disfrazado de misticismo en numerosas películas y series, envolviendo a las strippers y a las bailarinas en cortinas de humo y estridentes luces de colores.

Filmografía del striptease

Pero, ¿qué películas han hecho de esta práctica un mito? El cabaret y el burlesque han sido temas recurrentes en el cine prácticamente desde siempre: Cabaret (Bob Fosse, 1972), nos dio la actuación final de una Liza Minnelli desbordante sobre el escenario, mientras que películas como Mademoiselle Strip-tease (Pierre Foucaud, 1957), Showgirls (Paul Verhoeven, 1995), o Striptease (Andrew Bergman, 1996), reflejaban, desde distintos tonos, la vida de las bailarinas de los shows nocturnos eróticos.

Liza Minnelli Striptease Burlesque

Liza Minnelli en Cabaret. | Fuente: Wikipedia.

En la primera cinta mencionada Agnès Laurent interpreta a una joven que viaja a París para reunirse con su novio. Una vez en la capital, descubre que éste tiene una aventura con una bailarina de striptease, así que, para probar su valía, decide ocupar la misma profesión. En Showgirls, Elizabeth Berkley da vida a la ambiciosa Nomi Malone, quien se muda a Las Vegas para convertirse en una estrella del espectáculo.

La cinta de Bergman, por su parte, la protagonizó Demi Moore, interpretando a Erin Grant, quien se ve obligada a trabajar como bailarina tras perder su empleo y la custodia de su hija. Para el papel, Moore aprendió de bailarinas profesionales de establecimientos de Nueva York, Miami y Los Angeles.

Showgirls striptease elizabeth berkley burlesque

Elizabeth Berkley interpretando a Nomi Malone en Showgirls. | Fuente: IMDB.

Por otro lado, películas como Viva María! (Louis Malle, 1965), donde Brigitte Bardot y Jeanne Moreau bailaban en teatros de variedades mejicanos, Ayer, hoy y mañana (Vittorio de Sica, 1963), con una Sophia Loren haciendo uno de los striptease más emblemáticos del cine, o Nueve semanas y media (Adrian Lyne, 1986), en la que Kim Basinger se desnudaba al ritmo de You can leave your hat on de Joe Cocker, convirtiendo la canción en un himno del baile erótico, contribuyeron a hacer del striptease un icono cinematográfico.

Demi Moore Striptease

Demi Moore como Erin Grant en Striptease. | Fuente: zanotti.com.

El striptease ha sido representado en la pantalla de distintas formas, y encontramos guiños en muchas producciones: el mítico baile que protagonizaba Blair Waldorf (Leighton Meester) en Gossip Girl y que daba lugar a uno de los romances más queridos de la serie, la divertida e inesperada coreografía de Olive Hoover (Abigail Breslin) en Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Valeria Faris, 2006) o, más recientemente, en el universo sórdido que presenta Ana de día (Andrea Jaurrieta, 2018), donde el baile y la noche se convierten en vías de escape.

El striptease es una forma de mirar

¿Qué tienen en común los bailes eróticos, los stripclubs y las strippers en el cine y la televisión? Pues que, en general, vuelcan – como lleva haciendo el cine desde sus inicios – la mirada masculina sobre el cuerpo de la mujer, convirtiéndoles a ellos en sujetos y poseedores de la mirada, y a ellas en objetos de deseo.

Por esto en lo que queda de entrada voy hablaros de una película que abordó el striptease de una forma poco convencional, divertida y con una banda sonora para el recuerdo:  The Full Monty (Peter Cattaneo, 1997). En esta cinta, ambientada en Sheffield, Inglaterra, un grupo de desempleados deciden recurrir a lo único que les queda para conseguir algo de dinero: ser stripers por una noche.

Instigados por Gaz (Robert Carlyle), un obrero de la metalurgia desempleado que hará lo que sea por conseguir dinero y, así, el respeto de su hijo, y por su mejor amigo Dave (Mark Addy), Gerald, Nathan, Lomper y Horse deciden bailar vestidos de policías al ritmo de – atención, homenaje a Kim Basinger y a la canción mítica – You can leave your hat on.

Así que ya sabéis: si os apetece ver películas que relacionadas con el mundo del striptease, os he dejado una buena lista. Y si queréis remontaros a los clásicos, aunque en la película Rita Hayworth sólo se quitase un collar y sus guantes, podéis pasaros a ver Gilda, de Charles Vidor. Y, si no, ya sabéis: Full Monty se mueve al ritmo de Joe Cocker, Donna Summer (¡Hot Stuff!) y Flashdance.

¡The show must go on!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *