El Sexo Mandamiento aprende bailes eróticos

El erotismo impregna cada una de las demostraciones de cultura en una sociedad. Una de ellas, de las más sensuales y sugerentes, es a través de los bailes eróticos. Los movimientos de seducción en hombres y en mujeres son un elemento clave para la atracción, además de ser un ejercicio que refuerza la autoestima e incluso el estado físico de quienes lo practican.

Los responsables de trasladar a través de las ondas cómo hacer estas danzas y los consejos para ser los mejores bailarines en nuestra vida privada acompañan a Paloma Gros, nuestra bailarina particular en El Sexo Mandamiento. Otra voz conocida en el programa, la sexóloga Iris Sens, nos cuenta su experiencia personal además de las funciones del baile para la sexualidad de cada individuo.

Uno de los tópicos más recurrentes en estos temas es que solo bailan las mujeres. ¡Mentira! Aunque es cierto que suelen ser mayoría, también hay presencia masculina en los bailes eróticos. Andrés Montoya es bailarín y psicólogo especializado en sexología. Él nos ayudará a entender la visión de la danza por parte de los chicos, además de animar a toda la audiencia a ponerse a disfrutar del baile.

La música de este programa, nuevamente bajo la responsabilidad de Toni Marqués en la técnica, pasa por las canciones más habituales para distintos movimientos. Desde la sensualidad del pole-dance hasta el enérgico twerking, pasando por otras coreografías llenas de sensualidad como el burlesque, es esencial que el sonido acompañe la representación de los artistas que usan su cuerpo como herramienta.

Para ello, Juan Navarro, además de tomar nota de las recomendaciones de sus acompañantes en la mesa de la radio, contará los orígenes de estos bailes eróticos que protagonizan la sesión de la noche. Uno de los puntos que queremos destacar es que el baile en barra no siempre está asociado a los taconazos y a los prostíbulos, sino que es una disciplina que tiene unos orígenes mucho más anteriores. ¡Por cierto! ¿Será verdad que los que se menean bien en la pista son buenos también en la cama? Es un debate que debemos resolver.

¡Ponemos todo nuestro esfuerzo en utilizar los sonidos, las palabras y la música para que aprendáis a hacer bailes eróticos! Os invitamos a que, poco a poco y con fuerza de voluntad, intentéis realizar estos movimientos en vuestra vida privada y disfrutéis de la energía que aportan, además de la sensualidad de hacerle alguno de estas danzas a alguien con quien vayas a bailar horizontalmente.

¡Con este programa decimos adiós al 2018! Hacemos balance de lo bueno y lo menos bueno del año y os esperamos en enero de 2019 con más información, formación y entretenimiento sobre el fabuloso del sexo. Esperamos que la Navidad sea rica en sexo y que los regalos os ayudan a redescubrir y mejorar vuestra vida sexual. Recordad que el sexo manda… ¡Y no miento!