Cine erótico para disfrutar en Año Nuevo

¡Feliz año nuevo, lectores! Con motivo de la resaca del 1 de enero, y sabiendo que hoy es un día de peli, sofá y manta, os traigo en esta entrada una lista de cintas para acompañar al Ibuprofeno, una lista acorde a vuestros gustos. Como ya hiciera mi compañera Silvia en Sexo y música, hoy os traigo una recomendación de cine erótico. ¡A disfrutar!

El cine erótico

Prohibition never stood a chance against exhibition («La prohibición nunca ha tenido nada que hacer contra la exhibición»)

Reina Cotilla, Gossip Girl (1ª Temporada, capítulo 7)

Esta cita refleja bastante bien por qué el cine erótico funciona de maravilla. Aunque los censores se empeñen en ocultar, está en la naturaleza humana querer ver, y, cuánto más reprimas algo, con mayor éxito surgirá.

Este es el caso del cine sensual, del cine erótico. Desde antes de la imposición del Código Hays, Hollywood ya había explorado la sensualidad de las estrellas. Fue el caso de las vampiresas Theda Bara y Louise Brooks, protagonistas respectivas de Cleopatra (1917, J. Gordon Edwards) y La caja de pandora (G. Wilhelm Pabst, 1928) .

Theda Bara Cleopatra Cine erótico
Theda Bara en Cleopatra (1917).| Fuente: Wikipedia.

En cualquier caso, el cine erótico ha variado a lo largo de la historia en función de las demandas del público y, por supuesto, no se ha producido únicamente en Hollywood. Vampiresas del cine mudo, pin-ups de mediados de siglo XX, femme-fatales, sadomasoquismo, thrillers… el erotismo ha viajado de época en época y de película en película.

Nymphomaniac. Lars Von Trier

Este drama escrito y dirigido por el danés Von Trier cuenta la historia de Joe (Charlotte Gainsburg y Stacy Martin), mujer de mediana edad que narra su vida sexual a Seligman (Stellan Skarsgård), el hombre que la encuentra golpeada en un callejón y la lleva a casa para curar sus heridas.

Nymphomaniac Von Trier Cine erótico
Cartel de Nymphomaniac | Fuente: LaHiguera.net

Dividida en dos volúmenes y ocho capítulos, Nymphomaniac es la historia de una ninfómana, de una mujer y la exploración de su sexualidad, uno de los grandes tabúes históricos y cinematográficos. Cine erótico en todo su esplendor.

Love, (Gaspar Noé, 2015)

Otro drama erótico de cine de autor, en esta ocasión centrado en los recuerdos de Murphy (Karl Glusman), quien, tras la desaparición de su ex novia Electra (Aomi Muyock), comienza a recordar los momentos que pasaron juntos.

Cine erótico Love Gaspar Noé
Escena inicial de Love. | Fuente: Netflix.

Murphy, casado y con dos hijos, se encuentra estancado en una relación que le hace añorar a Electra. Demostrando que sexo, pasión y amor no tienen por qué ir de la mano, Love se convierte en una de las últimas películas de cine erótico más aclamada.

Además: para los fans del streaming, ¡la tenéis en nuestra lista de pelis eróticas para ver en Netflix!

Ai no korîda (Nagisa Oshima, 1976)

Uno de los grandes clásicos del cine erótico es la película japonesa El Imperio de los sentidos. Sada Abe (Eiko Matsuda) y Kichizo Ishida (Tatsuya Fuji) se encuentran en una relación en la que el sexo se ha convertido en locura, en obsesión.

El Imperio de los sentidos Nagisa Oshima Japonés Japón Cine erótico
El Imperio de los sentidos | Fuente: Filmin

En esta obra, la línea que separa pasión y dolor se vuelve delgada y franqueable para la pareja. Su contenido – entre lo sexual y lo violento – le valió la censura en Japón, teniendo que producirse como una película francesa y distribuyéndose como tal.

Ai no korîda es, quizá, la película de cine erótico por excelencia, y la gran precursora del cine sadomasoquista.

Kiki, el amor se hace (Paco León, 2016)

Una comedia para relajar un poco el ambiente. Dejando de lado las comedias españolas eróticas de destape y viejo verde, Kiki narra cinco historias diferentes, sobre distintas filias sexuales y prácticas de cama a las que – quizás – no estamos acostumbrados.

De izquierda a derecha: Belén Cuesta, Paco León y Ana Katz | Fuente: El País

Dacrifilia (excitación a través del llanto), elifilia (obsesión sexual por los tejidos), somnofilia (excitación sexual al interactuar sexualmente con alguien dormido), dendrofilia (atracción sexual hacia las plantas) y harpaxofilia (excitación al ser atracado o asaltado violentamente): si las parafilias sexuales os llaman la atención, Kiki es vuestra película.

Malice in Lalaland, (Lew Xypher, 2010)

Malice (Sasha Grey) se fuga del psiquiátrico en el que está encerrada gracias a la ayuda de un enigmático conejo. Parodia erótica de las novelas Alicia en el País de las Maravillas y Alicia a través del espejo, Malice es una de esas películas que os encantarán si os gustan los ambientes sórdidos y las luces de neón.

Malice in Lalaland. Trailer

Ya sabéis: como cualquier otro género cinematográfico, el cine erótico hibrida con la comedia, con el drama, con la parodia, con el thriller… la cuestión es provocar desde la pantalla, mostrar la cara oculta de los personajes reflotando, con irreverencia, su sexualidad.

¡Año nuevo, pelis nuevas, lectores de El Sexo Mandamiento! A disfrutar de una tarde de cine.

One Comment

Comments are closed.