Pin-ups de ayer y de siempre: Dorothy Lamour

En los años 90 Marta Sánchez y Olé Olé marcaron un hito en el imaginario español con su actuación ante las tropas militares desplegadas en el Golfo Pérsico. Aquella interpretación de Soldados del Amor levantó la moral de los soldados con su mezcla de música y su escaso vestuario. Las artistas continuaron así una larga tradición iniciada durante la Segunda Guerra Mundial, la de cantantes patrios animando a sus regimientos, pero ¿quién fue la primera en iniciar esta peculiar moda? Hoy hablamos de Dorothy Lamour y su pericia vendiendo bonos de guerra.

Como la gran mayoría de Pin-ups de ayer y de siempre Dorothy tuvo unos inicios muy duros. Nacida en Nueva Orleans el 10 de diciembre de 1914 bajo el nombre de Mary Leta Dorothy Slaton, en su infancia no abundaron las riquezas. Al igual que Rita, nuestra protagonista tenía sangre irlandesa y española, aunque sus padres no fueron artistas sino camareros. Ante la precaria situación económica familiar, Dorothy decidió abandonar la escuela a los 15 años falsificando la firma de su madre.

Lamour y un compañero durante el rodaje de ‘The Jungle Princess’. | Fuente:
vintagenewsdaily.com

Asistió a una escuela de secretariado durante unos años hasta que en 1931 ganó el concurso de belleza Miss Nueva Orleans. Su cuenta de ahorros seguía sin engordar, por lo que decidió mudarse a Chicago. Allí encontró empleo como ascensorista con un sueldo de 17 dólares a la semana, pero la nómada Lamour hizo las maletas de nuevo rumbo a Nueva York. En Manhattan trabajó como cantante de orquesta y artista de cabaret, en uno de sus espectáculos, un magnate de la MGM la descubrió.

Consiguió un trabajo en la radio NBC y pronto comenzó a conseguir su propio club de fans, tras esto, adoptó el apellido del segundo marido de su madre al recordarle a la palabra ‘amour’. Aterrizó en Hollywood y en 1936 estrena su primer filme, The Jungle Princess, una versión muy sexualizada y femenina de Tarzán. Compaginó su imagen de pin-up sensual con papeles cómicos y dramáticos. Hasta 1952 copó las pantallas de todo EEUU gracias a la serie de películas Road To… junto a Bing Crosby y Bob Hope, cada una más taquillera que la anterior.

La princesa de los bonos de guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial fue tan importante mantener la moral de los soldados como la de los esperaban en casa. Junto a Hayworth, Lana Turner o Veronica Lake fue una de las musas que inspiraban a las tropas en el frente. Además de realizar alguna que otra visita a sus fans masculinos, inició una serie de giras por todo el país para vender bonos del gobierno a los civiles. Lamour consiguió más de 20 millones de dólares de esta manera.

Dorothy, en el centro, junto a Paulette Goddard y Veronica Lake en ‘Star Spangled Rhythm’ (1942). | Fuente: Giphy

A diferencia de otras divas de la escena, Dorothy gozaba de tener un buen carácter y de ser muy popular entre sus compañeros. Esto facilitó su transición hacia el teatro cuando la época dorada de las pin-up tocó a su fin. Los 60 y 70 fueron décadas de éxito para una ya madura Dorothy. Su trabajo entre las tablas le valió la nominación a un premio Tony. Su gran éxito fue Hello, Dolly!, ganadora de 10 galardones e interpretada en España de la mano de la gran Concha Velasco.

En los años 80 continuó su andadura en clubs nocturnos y en la televisión. Participó en numerosas series, entre ellas la popular Se ha escrito un crimen. Falleció en Los Ángeles el 22 de septiembre de 1996 a los 81 años, dejando atrás dos hijos de su segundo matrimonio, una famosa filmografía y una moda que acercó un poco más a los soldados a su hogar.