Sex Education: sexo adolescente sin precedentes

Hoy en el Sexo Mandamiento vamos a hablar de una de las últimas joyitas que nos ha traído Netflix. Sí, hablamos de ‘Sex Education‘, la serie sobre sexo adolescente que puedes ver desde hace poco más de una semana en la plataforma de series.

Otis y Maeve. | Fuente: IMDb.

La serie cuenta la historia de Otis, interpretado por Asa Butterfield, un joven inseguro y un tanto friki que tiene lo que podemos llamar un don: sabe aconsejar sobre sexo siendo tan solo un adolescente de 16 años.

Sus conocimientos acerca del tema tienen lugar porque su madre, una elegante Gillian Anderson que ha dejado los «Expedientes X» a un lado para dedicarse a la sexología, no tiene ningún tipo de pudor a la hora de compartir lo que conoce y a lo que se dedica con su hijo. Tras verlo en acción, la rebelde Maeve decide asociarse con él para que juntos monten una clínica sexual y ayuden al resto de sus compañeros.


Eric y Lily. | Fuente IMDb.

¿Qué trae consigo esta serie?

Humor, ironía, feminismo, desencantos sexuales y pequeñas dosis de conocimiento que, reconozcámoslo, nos hubiesen ido muy bien durante la adolescencia (y probablemente también en la actualidad).

La serie, desde el principio, cuenta con arquetipos que todos ya conocemos de otras historias de ficción: el protagonista que quiere ayudar a los demás, el fiel compañero, la chica, el malote del instituto, la guapa…

Sin embargo, en este caso, Otis, no es el típico niño friki y pajillero del que se ríen; es la única persona que puede ayudar al resto de su instituto a entender cómo funciona el sexo y cuáles son los problemas que pueden derivarse de él. Ah, y tiene un problema: no consigue masturbarse.


Eric y Otis. | Fuente: IMDb.

Por otro lado, el papel del fiel compañero está ocupado por Eric, un gay excéntrico al que le encanta llamar la atención con sus looks. Mención especial también para la chica, Maeve. No estamos ante una princesita, estamos ante una chica punky, independiente, amante de la filosofía nihilista y el feminismo.

Desde el primer momento juega con algo muy importante: el humor y el sarcasmo. Estamos cansados de que el sexo adolescente sea tratado de forma dramática y que, en muchos casos, genere grandes situaciones de conflicto que derivan a una mala captación de él, aquí te lo muestran tal y como es: a veces bueno, a veces malo.

Sin tabúes y explicando lo que pasa después y como afecta a sentimientos como el amor.

Nueva forma de tratar los valores

Es muy importante que existan series de este tipo y que se enfoquen en un público adolescente. Sex Education aborda temas como la identidad sexual, el aborto, el apoyo entre mujeres, el sexo desde una perspectiva individual, que afecta y es concebido como algo diferente dependiendo de cada persona, los peligros que pueda sufrir una persona en su vida personal…

En definitiva, y para acabar el artículo sin llegar a spoilers, es muy recomendable que existan productos audiovisuales de este tipo en donde se pueda explorar la complejidad de las personalidades y que no todo quede en la fachada y en la primera impresión.