Adolescentes, series y sexo: una toma de contacto

El otro día hablaba con mis compañeros de El Sexo Mandamiento de las series de adolescentes que nos marcaron por su forma de tratar la sexualidad. Y es que el cine y las series son, a menudo, una primera vía de acercamiento al sexo.

El género de adolescentes (en cine conocido como teenpic) se caracteriza por presentar grupos sociales estereotipados, una gran distancia con la vida adulta – lo social prima sobre lo individual – y una serie de ritos de paso que simbolizan el desarrollo y el crecimiento.

Física o Química Sexo
Física o Química (Antena 3, 2008 – 2011) supuso el primer acercamiento al sexo para muchos adolescentes en España. | Fuente: 20minutos.

Los ruegos y preguntas de los adolescentes

Uno de los problemas clásicos de la sexualidad adolescente son las dudas y el desconocimiento; el sexo es un tema tabú sobre el que hay mucha desinformación. Este aluvión de inseguridades puede convertirse en un negocio, como en Sex Education – última apuesta de Netflix – donde dos estudiantes deciden montar un consultorio de terapia sexual.

Adolescentes Chicas Malas Educación Sexual
La desinformada clase de Educación Sexual de Chicas Malas. | Fuente: Odyssey.

De todos modos, esto de la terapia sexual es reciente; lo normal era preguntarse entre amigos, normalmente estableciendo un patrón de amigo-que-sí-controla y amigo-que-no-controla-nada. Esto ocurría, por ejemplo, en The O.C. (Fox, 2003 – 2007), un icono de las series de adolescentes, cada vez que Seth Cohen (Adam Brody) recurría a Ryan (Benjamin McKenzie) como consejero.

Adolescentes Sexo Virginidad Seth Cohen The OC
Seth acude a Ryan después de una desastrosa primera vez. «Ryan, yo era Nemo, y sólo quería irme a casa». | Fuente: Pinterest.

Pero Seth y Summer de The O.C. no eran los únicos con problemas. Si habéis visto Skins (Channel 4, 2007 – 2013), recordaréis que otro tanto pasaba con Sid, al que la etiqueta de virgen le pesaba como una losa, o a los marginados Will, Neil, Simon y Jay en The Inbetweeners  (Channel 4 en Inglaterra; MTV en su versión estadounidense).

La obsesión con la virginidad

¿Cuál es el denominador común de los ruegos y preguntas? Generalmente, quienes tienen dudas son los personajes vírgenes, ya que la pérdida de la virginidad es otro tópico en estas series, funcionando como uno de los ritos de paso que mencionaba antes.

La virginidad tiene una carga simbólica importante en nuestra sociedad, y a veces parece convertirse en una presión más para los adolescentes, y no en un acto que se debe consensuar y disfrutar. ¿Cómo se ha abordado desde la pantalla? Generalmente utilizando clichés, cómicos o dramáticos, que responden a una serie de expectativas absurdas sobre el sexo.

Adolescentes Sexo Chicas Malas
Regina George (Rachel McAddams) en Chicas Malas| Fuente: Popsugar.

La obsesión por la virginidad deriva de su carácter ritual, que hace – en la ficción – de los y las vírgenes algo así como los «pringados» que aún no se han convertido en adultos.

Esta presión puede ser muy dañina, tanto para los personajes en la ficción como para los adolescentes en la vida real. Películas como American Pie (Paul y Chris Weitz, 1999) mostraban la manía a través de un grupo de cuatro amigos que apuestan que, antes del final de curso, ninguno será virgen.

American Pie Virginidad
Kevin (Thomas Ian Nichols) pronunciando el juramento en American Pie. | Fuente: Gifer.

La importancia de la educación

Resumimos que, aunque el cine y las series puedan ser una primera toma de contacto en materia sexual para los adolescentes, la educación sexual no puede producirse únicamente a través de la pantalla.

Es importante entender que perder la virginidad no es una obligación, que no te hace «más o menos nada» y que, si se decide tener relaciones, hay que hacerlo con cuidado y protección. Cosas que parecen evidentes pero que muchos adolescentes desconocen.

El sexo tiene que naturalizarse; ni demonizarlo – el clásico castigo en las películas de terror, donde la chica promiscua es asesinada – ni tampoco idealizarlo – esa idea de que perder la virginidad tiene que ser maravilloso y exageradamente romántico -.

No. El sexo es sexo, y debe ser tratado con naturalidad para garantizar una práctica sana y segura. Eliminemos el tabú desde la confianza, y los adolescentes podrán disfrutar del contenido dedicado a ellos no como Biblia, sino como condimento.

Sexo Humor Forges Gatillazo
Viñeta del humorista Forges; parte de la naturalización pasa por el humor. | Fuente: As .