Más allá del punto P

La semana pasada hablamos sobre el punto P y ya sabéis que las chicas tienen muchísimos puntos tanto en el exterior como en el interior de su vagina. Pues los chicos no son menos, también tienen un amplio abecedario con los que pueden disfrutar y no solamente con el típico mete-saca. Hoy los daremos a conocer. Por desgracia no se encuentra mucha información acerca de estos puntos, pero nunca es tarde para saber de ellos, aunque sea un poco.

Punto F

Este punto viene de la palabra frenillo. Es una línea estrecha de piel que potencia el placer. Se puede estimular de dos maneras, de manera manual y mediante el sexo oral. De ambas maneras hay que centrarse en la punta del pene, ya que es ahí donde se encuentra el frenillo, el protagonista de este punto.

Ubicación del frenillo. Punto F
Ubicación del frenillo. | Fuente: urologiamedicamonterrey.

Puedes complementar las dos maneras para aumentar el placer, siempre con un movimiento de arriba a abajo. Asegurándote de rozar la punta del pene. Qué mejor que con la boca, succionando con los labios y mirando fijamente a los ojos. Una mezcla de sensaciones que sin duda hará que tu chico se vuelva loco de placer

Punto O

El punto O del hombre se refiere al coxis. El espacio en forma de O que se encuentra en la base de la columna vertebral. Aunque no lo parezca, este rinconcito está repleto de nervios que se conectan directamente al pene. Debes acariciarlo con movimientos circulares, ten en cuenta que es difícil que obtengan una sensación de placer ya que hay posibilidades de que le produzcas cosquillas. Pero no te rindas.

Ubicación del coxis
Ubicación del coxis. | Fuente: tienda.aristetica.es.

Puedes colocar dos dedos de cada mano en el coxis y trazar pequeños círculos sobre él mientras le das besos a lo largo de su espina dorsal. Te emplazamos a realizarlo de manera constante y alternando estos movimientos. Para aumentar más la sensación de placer, haz intervalos de 30 segundos y suma a la práctica una buena penetración. Sin duda la mejor postura es estando tumbado boca abajo.

Punto X

Observa tu glúteo: si juntas el pliegue de cada glúteo con los pliegues del interior de los muslos y la linea central ¿forman una X? Ya sabes en que zona se encuentra este punto. Si os dais cuenta, en este rincón se encuentran tanto el ano, como el perineo y los testículos. Llegados a este punto ya sabemos que estas tres maravillosas zonas son un punto de gran placer para los hombres. Así que no hay duda de por qué el punto X está en la lista.

Glúteo del hombre. Punto X
Glúteo del hombre. | Fuente: salvadornuñez.com.

Para estimularlo podemos empezar con el punto O, que se encuentra un poco más arriba, así que aprovechamos la zona del coxis para poder darle placer al glúteo. Prueba con un masaje en la espalda mientras te acercas poco a poco a las nalgas, eso sí, hay que ejercer presión en la cara interna de los muslos. Para aumentar el placer prueba a pasar su lengua por el centro del punto X. Una manera sencilla de realizar este masaje es que el chico se encuentra boca abajo dejando su culo a la vista.

Punto W

Este punto erógeno se encuentra en los pectorales. ¿Y por qué se llama W? Porque para estimularlo debes hacer esta forma. Os explico. Hay que deslizar la punta del dedo sobre esta zona haciendo como si dibujaras una W sobre ella. Aparte de utilizar las manos, puedes optar por un objeto estimulante o la lengua, que siempre ayuda y excita.

Punto W. Pectorales
Unos buenos pectorales. | Fuente: biobiochile.

Este «dibujo» provoca que la sangre que se encuentra en la zona del pecho fluya hasta la piel, lo que hace que los pezones se endurezcan. Estos forman muchas veces parte del juego de los preliminares. Aparte del masaje, puedes acompañarlo con la estimulación de los pezones. Lamerlos y pellizcarlos suavemente aumentará la temperatura y la excitación.

Punto 8

El punto 8 no señala ninguna forma, sino un «dibujo». Se tiene que hacer en el pene, de la base al escroto. Para estimularlo debes colocar tus dedos alrededor de la base del pene y formar otro círculo alrededor del escroto. Esta última zona está formada por el mismo tejido eréctil que el pene, por lo tanto también provoca mucha excitación si la hacemos bien. Si colocas los dedos como he dicho antes haces la forma de un 8. De ahí el nombre.

Punto. Anatomía pene
Pequeña anatomía del pene. | Fuente: www.cancer.org.

Para estimular de buena manera esta zona es recomendable realizar un círculo en el escroto con la lengua y la otra mitad del pene con la mano. Mientras masajeas la parte del escroto presiona un dedo sobre la base, lo que produce esto es que se retiene la sangre en el miembro. Para mayor excitación puedes ir variando los movimientos y las presiones, de manera que tu chico no sepa qué vas a hacer a continuación. No nos olvidemos de los testículos, ya que nos encontramos en esa zona, aprovechamos todos los puntos.

Por lo que ya sabemos, tanto las mujeres como los hombres están llenos de zonas erógenas por todo el cuerpo, por no decir que nuestro cuerpo entero es la mayor zona de placer. Hay que experimentar, buscar, explorar, hacer cosas nuevas, siempre y cuando la diversión sea nuestro objetivo.