Cuckolding, fetiche intelectual

A la gran mayoría nos aterra que nuestra pareja nos ponga los cuernos y ser humillados de esta manera, no es una experiencia positiva que te guste recordar. Pero no olvidemos que para gustos colores y hay a quien le produce excitación que su pareja le ponga los cuernos, eso define el concepto Cuckolding. Traducido del inglés podría ser “siendo infiel” o “poner los cuernos”. Básicamente trata de que la mujer mantenga relaciones sexuales con un hombre y le cuente a su pareja su experiencia, incluso a veces la parejaobserva el coito.

Los hombres que forman parte de la pareja se les llaman Cuckolds, y en el caso de que sea la mujer quien sea la espectadora, el fetiche se le llamaría Cuckquenaning. Pero mayoritariamente son los hombres quien forma el papel del “cornudo”. En ocasiones es el propio marido quien anima a su mujer o pareja a que se acueste con otra persona. El Cuckolding no hay que confundirlo con el voyeurismo, ya que este último trata de mirar sin que los observados sepan que lo están siendo.

Este fetiche se le conoce como fetiche intelectual, ya que atrae en niveles primarios, intelectuales y sociopolíticos.
Cuckolding
Este fetiche se le conoce como fetiche intelectual, ya que atrae en niveles primarios, intelectuales y sociopolíticos. | Fuente: puntoporpunto

Probablemente muchos os preguntéis por qué esta práctica provoca excitación por ambas partes. Lo prohibido suele ir acompañado con un alto grado de morbo y excitación, por lo tanto a la mujer acostarse con alguien que no es su marido y ser infiel, aunque sea permitido, le produce esa sensación de romper con las reglas. Por parte del hombre le provoca el sentido de la dominación y el ser humillado, se contradicen, pero tiene sentido, ya que en muchas ocasiones como hemos comentado anteriormente, es él mismo quien conduce a su mujer a acostarse con otro.

¿Por qué el Cuckolding atrae más a los hombres?

Lo que hemos comentado en el párrafo anterior refiriéndonos a la dominación como un punto excitante para el hombre, justifica el por qué mayoritariamente son los hombres quienes deciden realizar esta práctica con su pareja. Pero no solo hay eso, también hay que tener en cuenta otros puntos. Puede llevar a recordar el masoquismo, el hombre se siente humillado por ser él quien juega el papel de cornudo, esto aumenta si encima te “obligas” a ver cómo tu pareja te está poniendo los cuernos.

Masoquismo. Cuckolding
Masoquismo es la conducta sexual en la que se obtiene la excitación y la satisfacción sexual a través del propio dolor físico o psíquico, la humillación, la dominación y el sometimiento. | Fuente: ElLuchador

Y dejando el masoquismo detrás, otra opción a favor de los hombres puede ser que se destaque su autoridad. Me explico, en este fetiche el hombre es quien inicia todo el proceso y, si la mujer acepta, el hombre vería a su pareja como alguien completamente liberal y sexual, que está dispuesta a acostarse con otro hombre para excitarse tanto a ella como a su novio o marido.

Otra razón del por qué a los hombres les gusta más el Cuckolding puede ser la bisexualidad que el hombre no está dispuesto a reconocer. Si eres bisexual, el hecho de ver a tu mujer acostándose con una persona de tu mismo sexo obviamente te va a poner mucho más. En el caso de que aún no sepas seguro de si lo eres o no, esta práctica puede ayudarte a descubrir si te ponen las personas de tu mismo sexo.  O incluso aunque lo hayas reconocido, lo vas a disfrutar todavía más.

Mi esperma es mejor que el tuyo

Todos sabemos que los hombres cuando compiten con otros se toman mucho más enserio la situación por la cual compiten. Y en lo sexual obviamente no iba a ser menos. Esto es una teoría que refuerza este fetiche. Los hombres producen un semen de mejor calidad cuando creen que están compitiendo con otro macho para fertilizar a su hembra, este caso su mujer o pareja. Una investigación que se publicó en Biology Letters, dice que los hombres eyaculan tres veces más esperma activo cuando ven a su mujer manteniendo relaciones sexuales con otra persona.

Cuckolding
Hombres compitiendo | Javier Alfayate

Teniendo en cuenta la teoría, la competitivad aumenta la calidad del esperma y por lo tanto las posibilidades de que tu pareja se quede embarazada. Entonces sentirse un “cornudo” puede llevarte a ser padre, que irónico, ¿no crees?. Como en todos los fetiches, es de vital importancia que ambas partes estén de acuerdo en practicarlo, con esto conseguiréis experiencias sexualmente satisfactorias. ¿Os animáis a probarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *